Imagen de la noticia

Redacción. El paro se incrementó en 55.000 personas en el segundo trimestre del año, un 1,6 % más que en los tres primeros meses del año, situando la tasa de desempleo en el 15,3 %, según la Encuesta de Poblacion Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La ocupación, por su parte, se redujo en 1.074.000 personas en ese periodo, un 5,4 %, una cifra que, según advierte el INE, no incluye a los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) con suspensión de empleo que, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se consideran ocupados.

En cambio, la suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE, junto con otros tipos de ausencias al trabajo, como paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal, sí ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que han disminuido un 22,59 % respecto al primer trimestre.

El número de ocupados que efectivamente han trabajado en el segundo trimestre del año se reduce a 13.901.000, el 35,14 % de la población de 16 años de edad en adelante.

El 16,20 % de los ocupados (3.015.200) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 4,81 % observado en 2019.

El INE también advierte de que no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT. Una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que ha aumentado en 1.062.800 personas.

Este incremento de la inactividad se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar. Por ello, no han podido cumplir todas las condiciones que la definición OIT exige para ser clasificados como parados y han quedado clasificados como inactivos.

Según la Estadística de Flujos, 1.034.200 ocupados y 1.107.600 parados del primer trimestre han pasado a la inactividad en el segundo. No se ha producido una reducción del empleo y del paro del mismo orden debido a la existencia de movimientos en sentido contrario que han compensado parcialmente el descenso de la actividad. Entre ellos cabe señalar que 454.800 parados y 409.600 inactivos del primer trimestre han encontrado empleo en el segundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.