Los centros especiales de empleo de la Comunidad de Madrid recibirán 50 millones de euros para inserción laboral

Redacción. La Comunidad de Madrid destinará 50 millones de euros en 2021 a financiar la convocatoria de ayudas para el fomento de la inserción laboral de personas con discapacidad en los centros especiales de empleo (CEE) de la región.

El objetivo de este programa de ayudas es promover la integración laboral de las personas con discapacidad en estos centros a través de la creación y el mantenimiento de puestos de trabajo para un colectivo vulnerable que, sobre todo, en el caso de las personas con discapacidades severas, tienen mayores dificultades de acceso al empleo fuera del mercado protegido.

Los beneficiarios de estas ayudas son los 219 CEE que desarrollan su actividad en la región, en los que trabajan más de 16.700 personas con discapacidad.

Estos centros son empresas de economía social que tienen como finalidad lograr la inserción laboral de las personas con discapacidad, facilitando así su acceso al mercado laboral ordinario. Para tener esta consideración, al menos el 70 % de la plantilla debe estar formada por trabajadores con un grado de discapacidad superior al 33 %.

Las ayudas permiten subvencionar los nuevos contratos o el mantenimiento de los ya existentes, con una cuantía máxima equivalente al 50 % del salario mínimo interprofesional. El periodo subvencionable incluye los salarios entre el 1 de enero y el 31 de diciembre y las pagas de verano y Navidad.

En 2020 este programa contribuyó a que casi 14.000 personas con discapacidad mantuvieran su puesto de trabajo en 197 centros.

Ayudas para las unidades de apoyo

Además, el Gobierno regional destinará 2,5 millones de euros a financiar durante el año 2021 parte del coste de las unidades de Apoyo que prestan servicios en estos centros.

Estas ayudas sirven para subvencionar los costes laborales y de Seguridad Social a cargo de la empresa de los preparadores laborales con contrato indefinido que forman parte de estas unidades.

La subvención se concreta en un importe fijo anual de 1.200 euros por cada persona trabajadora con discapacidad severa a tiempo completo, bien con un contrato indefinido o bien con un contrato temporal de duración igual o superior a seis meses.

Las unidades de apoyo son equipos multiprofesionales formados por psicólogos, educadores sociales, psicopedagogos o monitores especializados que prestan servicios en los centros especiales de empleo acompañando a los trabajadores con discapacidad en su jornada laboral, atendiendo su aprendizaje y desempeño laboral y evaluando sus necesidades con el resto de componentes de la unidad. Realizan actuaciones de ámbito laboral, social y personal para facilitar su integración laboral y social.

La convocatoria de ayudas de 2020 estaba dotada igualmente con 2,5 millones de euros y permitió que 299 monitores y técnicos de las Unidades de Apoyo atendieran a 2.804 trabajadores con discapacidades severas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.