Galicia destinará 155 millones de euros a impulsar el emprendimiento y el empleo en el medio rural

Redacción. La Xunta de Galicia pondrá en marcha hasta el año 2025 una docena de polos de emprendimiento en el medio rural para impulsar 800 proyectos de proximidad y formar a 3.200 personas en capacidades emprendedoras.

Con esta iniciativa, que forma parte de los proyectos de la candidatura gallega a los fondos europeos Next Generation, la Xunta propone la creación de espacios destinados a generar empleo de calidad en el ámbito rural utilizando fórmulas de economía social y microemprendimiento autónomo.

Con la puesta en marcha de este plan, en el que se pretende invertir 155,5 millones de euros hasta 2025, Galicia se dividirá en 12 zonas socioeconómicas en las que se aplicarán sistemas avanzados de análisis de mercado para detectar actividades con potencial no cubiertas.

Los proyectos empresariales surgidos conforme a las necesidades detectadas estarán acompañados por programas de formación, información y asesoramiento y contarán con ayudas destinadas a financiar los nuevos negocios.

A pesar del covid-19 existen campos en los que el medio rural parte con una posición de ventaja. La economía de cercanías, la bioeconomía, la nueva economía circular, la economía digital y el impacto del comercio electrónico son ámbitos en los que existen nuevas oportunidades de empleo, como también lo son el turismo rural sostenible, la producción ecológica, la transformación y aprovechamiento forestal, la bioconstrucción, los servicios de biorehabilitación o el desarrollo del sector del ocio y de la aventura.

Una de las herramientas clave para poner en marcha esta iniciativa será la activación de un sistema de inteligencia económica del rural para identificar, por una parte, las actividades económicas con potencial, y por otra, las ayudas públicas que contribuyan a acelerar la implantación de las iniciativas. Para desempeñar esta labor y consolidar el proyecto, la Xunta cuenta con los agentes de desarrollo territorial y con los técnicos de empleo como dinamizadores en los territorios.

Así, el reto es, en el horizonte 2025, tener creados doce laboratorios de emprendimiento social, que constituirán la piedra angular de la formación y de la información sobre el emprendimiento en las diferentes zonas. A través de estos laboratorios se podrán identificar los recursos físicos disponibles en los entornos, como pueden ser locales, naves industriales, etc. y captar inversión y financiación.

De lo que se trata es de generar empleo estable de calidad en el medio rural partiendo de la mejora de los modelos de negocio para orientarlos al mercado y de estudiar la implantación de actividades idóneas a cada entorno, acompañando con programas de apoyo económico que actúen como aceleradores en el emprendimiento.

Además, el Gobierno gallego busca con este proyecto una efectiva igualdad de género en el ámbito del emprendimiento y fijar el empleo que se genere en el medio rural, así como la inclusión laboral de las personas con discapacidad, con menos opciones para instalarse en medio rural.

Transferencia tecnológica

Este programa aboga igualmente por el emprendimiento innovador poniendo en contacto a los emprendedores con los centros tecnológicos, universidades y con otras personas emprendedoras innovadoras.

Para eso, el plan contempla la creación de una estructura de transferencia de tecnologías a los laboratorios de emprendimiento social y autónomo a través de la fijación de marcos de colaboración con los campus universitarios de Orense, Lugo, Ferrol y Pontevedra, por su orientación más focalizada al medio rural.

En esta misma línea se potenciará un erasmus rural, para que micropymes y autónomos incorporen estos perfiles y contribuyan a atraer nueva población a los núcleos que más están acusando la caída demográfica y generen empleo juvenil.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.