andalucia2RRHHpress. La mayor parte de los andaluces valora el hecho de la inmigración en la comunidad de manera positiva, según el segundo estudio Opia (Opiniones de la Población Andaluza ante la Inmigración) elaborado por el Observatorio Permanente Andaluz de las Migraciones (OPAM), un instrumento de la Consejería de Empleo gestionado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC).

Así, el 42,6% de los ciudadanos ve la inmigración como algo positivo, frente al 36,9% que lo ve negativo, mientras que para el resto es indiferente.

La opinión de los andaluces sobre inmigración mejora

Este segundo estudio, elaborado en 2008, refleja una mejora de la opinión andaluza de la inmigración, ya que en la anterior edición (2005) el porcentaje de valoración positiva ascendía al 41,9%, frente al 42,6% actual.

Según el nuevo informe, el 42,2% de los ciudadanos ve a la población inmigrante como “mano de obra necesaria”. De hecho, el 72,2% reconoce la relevancia de su aportación al mercado laboral andaluz, en tanto que cubren puestos de trabajo para los que no hay mano de obra suficiente. Asimismo, la valoración del “enriquecimiento cultural” como uno de los efectos positivos asociados a la presencia de inmigrantes se ha incrementado entre las dos ediciones, del 13,9% en OPIA I hasta un 17,8% en la presente edición.

Los inmigrantes deben tener acceso a la educación y a la sanidad

Destaca además el amplio respaldo a la plena participación social de los inmigrantes, ya que el 86,5% de los encuestados coinciden en que el colectivo debe tener acceso a la escuela y a la sanidad, y más del 70% apoya la reagrupación familiar, la obtención de la nacionalidad o el voto en las elecciones municipales.

Otro aspecto puesto de relieve por la encuesta es la actitud frente a la diversidad cultural. Así, un 51,7% de los encuestados se muestra contrario a que los inmigrantes puedan vivir en Andalucía de acuerdo con sus costumbres. Sin embargo, la mayoría de los andaluces se muestra de acuerdo con la idea de que realizan una aportación cultural positiva (61,3%).

Las andaluzas desconfían de los inmigrantes

En los resultados influyen muchas variables socio-demográficas y socio-económicas. Así, las personas con alto nivel de formación se sienten mucho más cercanas a los inmigrantes que personas con escasa cualificación. Destaca también el hecho de que Almería sea una de las provincias andaluzas con mayor proporción de menciones de “mano de obra necesaria” como efecto positivo destacable, mientras en la provincia de Sevilla el “enriquecimiento cultural” es reconocido en mayor proporción. Por su parte, el género parece conllevar perspectivas bien específicas: Mientras que entre los hombres prevalece una valoración general positiva del hecho migratorio, basada esencialmente en una apreciación de sus beneficios económico-laborales, entre las mujeres predomina la desconfianza y, por tanto, una valoración general negativa.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.