Imagen de la noticia

Redacción. Recibir una carta de despido suele ser uno de los momentos más duros que vive un trabajador en su carrera profesional. Se trata de un momento en el que se entremezclan emociones de sorpresa, rabia, decepción y tristeza, pero que, a pesar de todo, hay que afrontar con entereza, buscando las máximas garantías legales.

El área de Derecho Laboral del Bufete Mas y Calvet ha revelado los siete aspectos clave a los que se debe prestar atención si se recibe una carta de despido.

1. Lee la carta con calma y atención. Es el momento de dejar las emociones de lado y centrarse en los contenidos de la comunicación. No hay que perder los nervios y se deben centrar todos los esfuerzos en comprender lo que nos están comunicando en la carta de despido.

2. ¿Firmar o no firmar? Habitualmente, la firma que se pide es únicamente a efectos de recepción de la notificación, y no compromete al trabajador en ningún sentido. La firma no significa que aceptas el contenido. Sin embargo, hay que prestar atención si se indica de forma directa o indirecta que el trabajador acepta la causa de despido y/o que no va a reclamar nada a la empresa, por concepto o cantidad alguna. En este caso, lo más recomendable es escribir junto a la firma la frase “No conforme”.

3. Lo que debe cumplir la empresa. Se trata de una serie de requisitos formales, como la entrega de la carta de despido y la puesta a disposición de la indemnización, que será de 20 días por año con un tope de 12 mensualidades si es un despido objetivo. También deberá preavisar al trabajador en un plazo genérico de 15 días, salvo que en el convenio colectivo o en el contrato se indique otro periodo. Si se comunica verbalmente, el despido será declarado nulo.

4.- La indemnización. Si la empresa preavisa de un despido motivado por causas objetivas económicas, tiene la opción de no poner a disposición del trabajador la indemnización en el momento del preaviso, pero deberá hacerlo en la fecha de efectos del despido. Y siempre deberá explicarlo en la carta.

5. Presta atención a la última nómina. La empresa debe entregar y pagar la última nómina del mes, abonando la parte proporcional de los días que haya trabajado en caso de no ser el mes completo.

6. Revisa los conceptos del finiquito. El empleador debe entregar al empleado un documento de liquidación y finiquito, que puede recoger los conceptos de salario del último mes, parte proporcional de la paga extra que corresponda y las vacaciones no disfrutadas.

7. Pide asesoramiento laboral para más seguridad. Hay casos que tienen características muy concretas que solo un especialista en Derecho Laboral puede conocer. Incluso entre compañeros de trabajo despedidos en el mismo momento puede haber diferencias importantes a nivel legal.

Lo más probable es que el empleador haya acudido a profesionales antes de comunicar las salidas y de entregar la carta de despido, por lo que lo más aconsejable es que el trabajador también se asesore y busque un bufete de abogados de confianza que estudie en detalle el procedimiento de despido.

En caso de que exista algún incumplimiento, el abogado laboralista debe explicar al trabajador despedido todos los escenarios jurídicos que puede afrontar, asesorándole sobre los pasos que debe dar y representándole ante los tribunales si finalmente denuncia al empleador.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.