Imagen de la noticia

Redacción. Los españoles consideran que la maternidad es uno los factores que más condiciona el desequilibrio entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo.

Así se desprende de los resultados de la segunda Encuesta sobre Jubilación y Hábitos de ahorro de los españoles, elaborada por el Instituto santalucía, según la cual el 82 % de la población española asegura que tener hijos penaliza la vida laboral de las mujeres.

En este contexto, la conciliación con la vida familiar surge como una asignatura pendiente, puesto que solo una de cada diez mujeres piensa que la empresa en la que trabaja le permite conciliar.

Fruto de esta situación, las madres son las que se ven, en mayor medida, afectadas en su carrera profesional. El estudio revela que el 26 % de las mujeres encuestadas se han acogido o plantean acogerse a una reducción de jornada para cuidar de sus hijos, porcentaje que desciende al 10,8 % en el caso de los hombres.

Del mismo modo, a la hora de cogerse excedencias por cuidado de familiares se evidencia la brecha existente: de las más de 57.000 excedencias que se tramitaron en 2018, el 89,4 % fueron solicitadas por mujeres y solo el 10,6 % por hombres, según datos de la Secretaría de Estado de Seguridad Social destacados por el Instituto santalucía.

Para José Manuel Jiménez, director del Instituto santalucía, “las grandes desigualdades en el cuidado de hijos suponen para muchas mujeres vidas laborales más cortas. Además, a esto se suma la brecha salarial existente (20 % de diferencia por género -datos EPA-), lo cual implica que la cotización de las mujeres a la Seguridad Social sea menor que la de los hombres. Y esto, a su vez, tiene su reflejo a la hora de generar derechos de pensión”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.