Imagen de la noticia

Redacción. La tasa de empleo femenino se ha incrementado en los últimos años en la Unión Europea, hasta alcanzar un promedio del 67,4 % en 2018.

A pesar de este incremento, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) destaca que la tasa femenina sigue estando notablemente por debajo de la masculina, que se ha situado en una media del 79 % el año pasado.

Entre los países con mayores tasas de empleo femenino destacan, sobre todo, Suecia, con un 80,4 %, y Lituania, con un 76,7 %, junto con Alemania y Estonia que superan el 75 %.

Dinamarca, Letonia, Finlandia y Países Bajos están por encima del 74 %, figurando a continuación Reino Unido, República Checa, Portugal y Austria.

Chipre, Bulgaria, Irlanda y Luxemburgo se sitúan en el entorno del 68 %, al tiempo que Francia también supera el promedio de la Unión, con un 67,4%.

Solo ocho países de la Unión Europea, entre ellos España, no logran llegar a la media europea. Hungría se queda en un 66,8 %, mientras que Bélgica y Eslovaquia comparten un 65,5 %.

España supera por primera vez el 60 %. La tasa de empleo femenino ha logrado avanzar desde el mínimo del 53,8 %, correspondiente al año 2013, a un 61 % en 2018.

Pese a ello, la tasa española de empleo femenino está todavía notablemente por debajo de la media de la Unión Europea, y todavía más lejos de la tasa de empleo masculino, del 73,1 %, registrada el año pasado en España.

Por detrás de España, con menores tasas de empleo femenino, solo figuran Rumanía, Croacia, Italia y Grecia.

Empleo femenino UE 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.