Imagen de la noticia

Redacción. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado esta semana un decreto que regula el denominado Plan de Empleo por la Igualdad, que impulsará la contratación de cerca de 1.000 mujeres en los próximos meses.

El plan cuenta con un presupuesto de cerca de 4 millones de euros, con posibilidad de ampliarse hasta los 5 millones.

Va dirigido a entidades locales, que dispondrán del 84 % del total del presupuesto, 3,3 millones de euros, a empresas, que contarán con 500.000 euros, y a entidades sin ánimo de lucro, que tendrán a su disposición 147.750 euros. La posible ampliación del plan se destinaría íntegramente a las entidades locales.

El decreto establece tres líneas de ayudas para la contratación: una, para la formalización de contratos temporales de seis meses de duración destinados a mujeres en situación de especial vulnerabilidad social en el ámbito rural, municipios de menos de 5.000 habitantes; la segunda, con ayudas para la contratación temporal, durante seis meses, de mujeres víctimas de violencia de género, dirigido a todos los municipios de la región sin límite poblacional; y la tercera, para la firma de contratos indefinidos o la transformación de contratos eventuales en indefinidos a mujeres que pertenezcan a los otros dos colectivos, focalizando en el caso de las situaciones de alta vulnerabilidad en los municipios del ámbito rural.

En ese supuesto, el del riesgo de exclusión social en el ámbito rural, el límite establecido es de 15 contratos por entidad, cota que no existe en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género.

El plazo para la presentación de solicitudes se abrirá el próximo lunes, 4 de noviembre, y será de diez días hábiles, hasta el próximo 15 de noviembre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.