Imagen de la noticia

Redacción. Las visitas al médico por resfriados y gripes aumentan Con la llegada del otoño. La caída brusca de las temperaturas incrementa el riesgo de contagio al bajar nuestras defensas, y son muchos los trabajadores que acaban enfermando.

Una situación ante a la que a los empleados no les queda más remedio que acudir al médico, muchas veces, en horario laboral.

Sin embargo, estas visitas, que son necesarias para la salud del trabajador, no se incluyen entre los permisos retribuidos que recoge el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores, por lo que la empresa no tiene la obligación de pagar ese tiempo en el que se ausenta el empleado.

“Es decir, nuestra compañía puede descontarnos del sueldo el tiempo que hemos utilizado para acudir a la consulta o exigirnos que recuperemos esas horas en otro momento. A no ser que el convenio colectivo por el que nos rijamos especifique lo contrario”, según explican desde Tramitapp, plataforma de gestión de RRHH.

Según datos de la compañía, aquellos trabajadores cuyos permisos para acudir al médico sí son retribuidos por sus empresas, acuden una media, de diez veces al año, frente a las cuatro visitas que hacen aquellos empleados a quienes descuentan de su sueldo ese tiempo.

Para llegar a esta conclusión la compañía ha comparado los permisos solicitados por trabajadores con un perfil similar en empresas del mismo sector y con mismo horario, durante un año entero, tanto en compañías que retribuían esta prestación como en otras que no lo hacían.

Tras el análisis comparativo, Inmaculada Santisteban, cofundadora ha concluido que “aquellos trabajadores que no tienen este permiso retribuido reducen un 60 % sus visitas al médico”, lo que supone un riesgo para el empleado, “ya que su salud podría empeorar y, en el caso de enfermedades como la gripe, podría contagiar a otros compañeros. Además, esta situación afecta negativamente a la imagen que tiene el empleado de la empresa en la que trabaja y a la falta de confianza de la empresa en el trabajador”.
.
Santisteban explica que “ir al médico no se puede considerar como un capricho del trabajador, por lo que muchos empleados entienden que no es justo que les descuenten ese tiempo de su sueldo. De ahí que la retribución de las visitas médicas no solo sea una oportunidad para que las empresas puedan demostrar que confían en los trabajadores, sino también para mejorar el compromiso de los empleados con la compañía, ya que valoran el interés que esta tiene por su salud cuando retribuyen las visitas”.

Por último, desde Tramitapp recomiendan a los trabajadores que cuando acudan a las consultas médicas, siempre pidan un justificante para entregarlo a la empresa, aunque esta no se lo pida. De esta manera podrán acreditar que el tiempo solicitado de permiso lo han pasado en el centro hospitalario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.