Imagen de la noticia

Redacción. B-Talent, consultora tecnológica para el desarrollo de habilidades, competencias y conocimiento digital, ha anunciado el lanzamiento de su nueva área de felicidad, con la que pretende ayudar a las compañías a entrenar y desarrollar la felicidad entre sus empleados.

Desde la consultora explican que los cambios generados por las nuevas tecnologías en las empresas han provocado que los profesionales actuales tengan que ser mucho más rápidos y eficientes, y adaptarse a nuevas herramientas y formas de organizar su trabajo diario. Esto ha provocado que el estrés y las enfermedades relacionadas con él se hayan multiplicado.

De hecho, desde B-Talent recuerdan que, según la Organización Mundial de la Salud, en el año 2020 la ansiedad y la depresión serán el primer motivo de baja laboral en el mundo.

En este contexto, la consultora destaca que la felicidad de los trabajadores depende, por un lado, de la propia empresa y la motivación que sean capaces de transmitir los jefes, y por otro, de la actitud de los propios trabajadores.

Por ello, para lograr el bienestar del equipo, B-Talent aconseja ayudar a los trabajadores a desarrollar hábitos y comportamientos que los acerquen a la felicidad. Con este objetivo, ha facilitado diez competencias clave, estructuradas en cinco temáticas:

Actitud. Mantener una actitud optimista es fundamental para lograr el bienestar y el buen ambiente en el equipo. En este sentido, según B-Talent, las empresas también deberán desarrollar la inteligencia emocional de sus colaboradores, haciéndoles capaces de empatizar y ponerse en el lugar de sus compañeros.

Autoestima. En esta temática, B-Talent se centra en dos competencias: la automotivación y la autoconfianza, dando a nuestros colaboradores la capacidad de creer en sí mismos, en sus capacidades y fortalezas.

Aprendizaje. Para evitar el temido estrés, debemos potenciar la resiliencia entre los miembros del equipo, al igual que el autocontrol emocional. Así, serán capaces de percibir los cambios con una actitud positiva.

Relajación. También debemos ayudar a los empleados a transformar el estrés y frustración a través del mindfulness.

Hábitos saludables. Por último, es importante que los empleados adquieran hábitos saludables en el trabajo y fuera de él. En este sentido, potenciar la conciliación de vida profesional y familiar, y la desconexión digital, es esencial para conseguir un equipo comprometido, motivado y feliz.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.