Imagen de la noticia

Redacción. Un 48 % de enfermedades profesionales derivan en bajas laborales que se podrían evitar con medidas de prevención.

Así lo ponen de relieve datos aportados por Fellowes, especialista en productos ergonómicos, según el cual, a pesar de la mejora registrada en los últimos años, que ha permitido pasar de un 52 % en 2010 al 48 % actual de enfermedades profesionales que terminan en baja, esta reducción sigue siendo insuficiente, puesto que el coste de las mismas apenas se ha reducido y la evolución se ha ralentizado.

Seis de las enfermedades profesionales más habituales en el ranking de diagnósticos tienen que ver con trastornos músculoesqueléticos. Las patologías de codo, el síndrome del túnel carpiano y las tendinitis de mano-muñeca son las tres que más bajas provocan, pero existen otras como las patologías de hombro, epicondilitis medial y otras tendinitis sin especificar que también centran las bajas.

Más de la mitad de las enfermedades profesionales podrían evitarse con accesorios ergonómicos que mejoren las posturas de los trabajadores. Unos reposamuñecas para el teclado y para el ratón, un respaldo lumbar o un reposapiés mejorarían de forma notable la postura y evitarían los problemas de muñeca, manos y codos, entre otros.

Fellowes también indica que actualmente el 23 % de los trabajadores se muestran preocupados por el riesgo de padecer una enfermedad profesional. Además, el 20 % se muestra preocupado por las posturas que deben adoptar en su puesto, ya que son conscientes de los problemas que pueden acarrear.

Por último, desde Fellowes se destaca que el 35 % de los trabajadores realizan un trabajo sedentario en España. Casi seis millones de trabajadores que potencialmente podrían tener problemas derivados de la falta de ergonomía en sus puestos de trabajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.