Imagen de la noticia

Redacción. El covid-19 está afectando de manera importante a la salud mental de los españoles, según pone de relieve un estudio paneuropeo impulsado por la Fundación AXA en España.

El estudio, que ha analizado aspectos como los hábitos adquiridos durante el confinamiento, el impacto emocional de la crisis económica o las valoraciones de las relaciones sociales, sanitarios e instituciones, revela que un 34 % de los ciudadanos define su estado de ánimo como “malo” o “muy malo”, lejos del 8 % que reconocía estar en esa misma situación antes de la pandemia.

Antes del confinamiento, un 60% de los encuestados en España definía su salud mental como “buena” o “muy buena”, un porcentaje que cae 40 puntos porcentuales, hasta el 20 %, tras las semanas de confinamiento. Los datos reflejan, además, que solo un 7 % de los mayores de 65 años dice encontrarse bien, frente al 33 % que se siente mal o muy mal.

Un 44 % de los encuestados, además, han reconocido haber tenido “problemas emocionales” concretos durante el confinamiento, y un 18 % los calificaba como serios.

Entre el catálogo de situaciones se destaca la tristeza, depresión y ansiedad en más del 50 % de los casos, mientras que las crisis de pareja y los ataques de pánico, con un 14 % y un 9 %, respectivamente, cierran el top 3 de problemas emocionales.

En paralelo, el 78 % de los encuestados en España afirma que sus niveles de estrés se han incrementado, y un 41 %, que ha llegado a perder el control de sus vidas, tendencia agudizada en las personas que se sienten peor.

Preguntados sobre la salud económica, el 48 % de los españoles afirma que su situación financiera ha empeorado, un porcentaje que sube al 61 % en el caso de personas que se encuentran mal o muy mal emocionalmente.

Ocho de cada diez personas, además, dicen que ha valorado solicitar ayuda profesional para afrontar los problemas emocionales rompiendo tabúes previos. De hecho, el 14 % de los encuestados dice que está utilizando o ha utilizado ayuda profesional para afrontar los problemas, y un 51 % asegura que ha priorizado su bienestar mental durante este periodo.

Así mismo, el 81 % de los españoles se sienten responsables de otras personas -especialmente mayores-, y un 86 % ha echado de menos el contacto físico más allá de su núcleo familiar.

Este hecho ha provocado, además, que durante las semanas de confinamiento los españoles reconozcan que han utilizado más herramientas online para socializar con seres queridos, familiares o amigos con el objetivo de mejorar su estado de ánimo.

Por último, la Fundación AXA, en colaboración con el Consejo General de Psicología de España, ha editado una guía emocional para afrontar la desescalada, con consejos como centrarse en aspectos positivos, cuidar la imagen personal, confiar en la capacidad de adaptación e integrar experiencias novedosas, entre otras, que permitan a los ciudadanos dotarse de herramientas para hacer frente a la situación emocional.

Según cálculos del Consejo General de Psicología, más de 4 millones de españoles podrían necesitar ayuda psicológica

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.