Imagen de la noticia

Redacción. El Comité Ejecutivo de SEAT ha aprobado esta semana el plan preventivo para garantizar a todos sus empleados una vuelta segura al puesto de trabajo tras las vacaciones de verano.

Con este plan, la compañía quiere proteger la salud del conjunto de los trabajadores ante una posible reactivación de la pandemia de covid-19 a partir de septiembre.

El plan de SEAT prevé efectuar nuevas pruebas PCR para la detección del SARS-CoV-2 a sus más de 15.000 empleados durante la última semana de agosto, con un foco especial en los trabajadores de la línea de producción, trabajadores de ETT y proveedores.

Al igual que cuando hizo estas pruebas en abril, laboratorios homologados por el Ministerio de Sanidad y la Generalitat de Cataluña analizarán los test, sin repercutir en la actividad de la sanidad pública.

La compañía espera poder llegar a hacer test a más del 90 % de los casi 8.600 trabajadores de este colectivo en la semana previa a su reincorporación tras la pausa estival, el 31 de agosto. El resto de los trabajadores no ligados a la fabricación de coches se irán haciendo la prueba conforme vayan incorporándose a sus puestos de trabajo.

En una encuesta efectuada a los empleados, en la que han participado más de 5.000 personas, un 77 % ha mostrado su predisposición a efectuarse un nuevo PCR y está dispuesto a hacérselo antes de finalizar sus vacaciones.

Por otro lado, SEAT ofrece a sus trabajadores cada año la posibilidad de vacunarse de la gripe de forma gratuita y en la misma sede de la compañía. En esta ocasión, empezará la campaña de vacunación en septiembre, unas semanas antes que en años anteriores, ya que estudios recientes han demostrado que algunas proteínas de esta vacuna actúan también de manera eficaz para reducir la sintomatología de enfermos por covid-19. Casi la mitad de los participantes en la encuesta a la plantilla han mostrado su intención de vacunarse de la gripe.

El vicepresidente de Recursos Humanos y Organización de SEAT, Xavier Ros, ha afirmado que “SEAT vuelve a demostrar que es una empresa comprometida, con un plan que pone en el centro la protección de la salud. Con la nueva ronda de tests PCR y el resto de medidas aprobadas, protegeremos a más de 15.000 personas y ayudaremos a las autoridades sanitarias a contener la pandemia”.

Protocolo sanitario

Además, la compañía mantendrá el protocolo sanitario específico que puso en marcha al retomar la actividad tras el pico de la pandemia, en abril, y que, hasta el momento, ha evitado que se produzcan contagios dentro de sus instalaciones.

Entre las medidas previstas en este protocolo se encuentra la distribución de mascarillas para su uso durante toda la jornada laboral, la adaptación de los puestos de trabajo para mantener una distancia de seguridad de un metro y medio o el control de la temperatura corporal a todos los trabajadores que acceden a las instalaciones de la compañía.

Adicionalmente, los empleados tienen a su disposición gel desinfectante y una app de autoevaluación de salud para verificar que no muestran síntomas compatibles con covid-19 y, en caso positivo, poder comunicarlo directamente a los servicios de salud, que estudian y monitorizan cada uno de los casos posibles de trabajadores positivos por covid.

La compañía ha distribuido material informativo sobre estas medidas, y comprueba periódicamente que se cumplen correctamente en todos los espacios de trabajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.