Imagen de la noticia

Redacción. La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía realiza pruebas serológicas a los nuevos trabajadores que se incorporan a los centros sanitarios y las hará también a aquellos que regresen de permisos y vacaciones, ampliando así las medidas de prevención y protección de los profesionales que trabajan en estos centros.

Así mismo, se realizarán pruebas serológicas al personal de empresas externas contratadas por los centros sanitarios, siempre que estas pruebas no hayan sido realizadas previamente o no estén planificadas por los servicios de prevención de riesgos laborales de dichas empresas, como establece la legislación sobre salud laboral.

En cuanto a las pruebas, se realizarán test serológicos y, en función del resultado, se podría realizar una prueba PCR a partir de exudados orofaríngeos.

Los test serológicos miden los niveles de Inmunobglobulina M (IgM) e Inmunoglobulina G (IgG), es decir, detectan los anticuerpos producidos tras el contacto con el virus y su presencia indica la evolución de la infección. Si el resultado del test da positivo para Ig totales, se realizará una prueba PCR. Igualmente, se realizará PCR si el resultado del test es IgM positiva e IgG negativa. En el resto de supuestos no será necesaria la realización de PCR.

Esta medida se suma a la realización de pruebas que ya se venían haciendo entre el personal del sistema sanitario público andaluz de todas las categorías. En concreto, hasta el momento y desde el inicio de la pandemia, se han llevado a cabo un total de 174.000 pruebas serológicas a profesionales y 39.319 pruebas PCR.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.