Unicaja Banco

Redacción. Unicaja Banco ha renovado y adaptado el certificado de calidad de gestión ambiental a la nueva versión de la norma internacional UNE-EN ISO 14001, con el objetivo de continuar y reforzar su apuesta por el desarrollo sostenible.

Además, la entidad financiera ha ampliado a su centro operativo de Jaén el alcance de esta certificación, que hasta ahora incluía siete centros del banco.

Así mismo, dentro de su Plan de Gestión Ambiental 2017-2020, Unicaja Banco prevé ampliar el alcance hasta llegar a nueve edificios de la entidad, ya que el ámbito de la norma es de aplicación a todas las actividades, productos y servicios de Unicaja Banco que interactúen o puedan hacerlo con el medio ambiente.

La obtención de este certificado supone un reconocimiento al compromiso a largo plazo de Unicaja Banco con la mejora continua de su comportamiento medioambiental, que está en línea con su política de Responsabilidad Social Corporativa.

La renovación y la adaptación conseguidas, así como la ampliación del certificado al centro de Jaén ponen de manifiesto la sensibilidad y el respeto de Unicaja Banco por el medio ambiente, así como su compromiso por reducir su impacto ambiental y la contribución para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto en relación con el Objetivo 13 de acción por el clima.

La implantación en la entidad de este sistema de gestión muestra la búsqueda de equilibrio entre el medio ambiente y el desarrollo económico y social por parte de Unicaja Banco, así como el compromiso por la protección ambiental, incluida la prevención de la contaminación y el cumplimiento de los requisitos legales en esta materia.

La actualización de la norma ISO 14001 incorpora nuevos requisitos que suponen mejoras para las organizaciones, como el desarrollo de una mayor adaptación de los sistemas de gestión con la estrategia general de Unicaja Banco, conociendo y analizando el contexto en el que implementan sus actividades. Igualmente, la nueva normativa incorpora el enfoque basado en el riesgo, que permite que la alta dirección pueda conocer y tratar eficazmente sus riesgos y oportunidades.

De igual manera, Unicaja Banco puede encontrar nuevas líneas en las que implantar acciones que le lleven a la mejora continua, no solo de aspectos ambientales susceptibles de control directo, sino también de aquellos en los que pueda influir, como son el cambio climático y las emisiones de efecto invernadero.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.