iberpotashEP. La empresa Iberpotash, que gestiona las minas de sal de Súria y Sallent (Barcelona) dejará de aplicar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectaba a 600 trabajadores tras constatar una recuperación de sus ventas en el extranjero, según ha informado la compañía.

El Govern aprobó hace meses una suspensión de empleo de hasta seis meses para 790 trabajadores de las minas -aunque finalmente había afectado a 600 personas- ante el descenso de hasta un 65% de las ventas y el crecimiento de los stocks, que llegaron a casi el medio millón de toneladas.

Sin embargo, Iberpotash ha asegurado que la recuperación "progresiva" de las ventas, por la mejora del mercado mundial de fertilizantes, permite interrumpir la aplicación del ERE. La suspensión ha sido finalmente de dos meses y medio.

Aunque la mejora del mercado no se ha trasladado todavía al mercado estatal, el consejero delegado de la compañía, José Antonio Martínez, ha asegurado que Iberpotash encara el futuro "con optimismo" y ha destacado que las medidas que la crisis obligó a adoptar han primado siempre el mantenimiento de los puestos de trabajo.

"Todo el periodo de crisis ha estado precedido de dos máximas: No reducir las inversiones previstas y que se materializará sin ningún coste social en forma de despidos", ha insistido el directivo.

Iberpotash, con dos centros de producción en Cataluña (Súria y Sallent) y más de 1.000 empleados, pertenece a la multinacional química ICL -Israel Chemical Limited- y es la única empresa en España extractora de cloruro potásico como fertilizante natural.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.