Imagen de la noticia

Redacción. Una cultura corporativa igualitaria es un potente multiplicador de innovación y crecimiento. Así lo pone de relieve el nuevo estudio de Accenture, Getting to Equal 2019, según el cual la mentalidad innovadora de los empleados españoles es siete veces mayor en compañías que cuentan con una firme cultura igualitaria, donde todos pueden avanzar y prosperar, que en aquellas empresas que carecen de ella.

El estudio revela que la gran mayoría de los ejecutivos de todo el mundo coinciden en que la innovación continua es necesaria: el 95 % de los encuestados por Accenture (más de 18.000 profesionales de 27 países y 150 altos ejecutivos de ocho países) ve la innovación vital para la competitividad y la viabilidad de negocio.

En este sentido, una cultura igualitaria es un potente impulsor de innovación, más que otros factores diferenciadores como el sector, el país o los datos demográficos de la plantilla.

Entre los encuestados, personas de diferentes géneros, identidades sexuales, edades y orígenes, se ha demostrado una mentalidad innovadora más sólida en entornos de trabajo con una cultura más igualitaria.

“Acelerar la igualdad en el lugar de trabajo nunca ha sido tan importante para impulsar la innovación”, asegura María José Sanz Jiménez, managing director y responsable del Comité de Igualdad y Diversidad de Accenture en España, Portugal e Israel.

“Si los empleados tienen un sentimiento de pertenencia y se les valora por sus contribuciones, perspectivas y circunstancias únicas, es más probable que se sientan más motivados para innovar. Nuestro estudio demuestra que aprovechar el poder de la cultura corporativa es clave para liberar la innovación en toda la compañía”, añade Sanz.

Entorno laboral estimulante, clave para aumentar la mentalidad innovadora

El estudio determina que un entorno laboral estimulante es la categoría más importante a la hora de aumentar la mentalidad innovadora, compuesta, fundamentalmente, por seis elementos: propósito, autonomía, recursos, inspiración, colaboración y experimentación. Cuanto más estimulante es el entorno, más alta es la puntuación en cuanto a mentalidad innovadora.

En España, por ejemplo, la probabilidad de que los empleados con una cultura corporativa sólida señalen que nada les frena a la hora de innovar es 12 veces mayor que en aquellas organizaciones con una cultura corporativa menos igualitaria (48 % en la mayor parte de las culturas igualitarias frente al 4 % en las menos igualitarias).

Sin embargo, las organizaciones deben terminar con la diferencia de percepción entre los altos ejecutivos y sus empleados. Mientras que el 76 % de los directivos españoles sostiene que motivan a sus empleados para que innoven, solo el 41 % de los trabajadores piensan que esto es así.

En culturas corporativas más igualitarias, los factores que sustentan una mentalidad innovadora son la formación en competencias relevantes, los acuerdos laborables flexibles y el respeto por el equilibrio en la vida laboral.

Diversidad, componente esencial

Mientras que la diversidad considerada en solitario -un equipo de liderazgo diverso y una plantilla igualitaria- impacta positivamente en la mentalidad innovadora, una cultura corporativa igualitaria es el multiplicador esencial para ayudar a las compañías a maximizar su innovación.

El estudio de Accenture muestra, según la muestra española, que la mentalidad innovadora de los empleados es dieciséis veces mayor cuando la diversidad se combina con una cultura corporativa igualitaria, comparada con aquellas donde esa unión es menos común.

El informe también indica que la mentalidad innovadora es más fuerte en economías de rápido crecimiento y países con un alto crecimiento de su productividad laboral.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.