Imagen de la noticia

Redacción. La Junta General de Accionistas de Iberdrola, convocada para el próximo 29 de marzo en el Palacio Euskalduna de Bilbao, ha renovado su certificación como evento sostenible por tres años.

Iberdrola fue, en 2016, la primera empresa del Ibex 35 en obtener este reconocimiento y se convierte también ahora en la primera en renovarlo.

Esta certificación como evento sostenible supone que todos los procesos de la Junta, máximo órgano de gobierno de Iberdrola, desde su planificación hasta su celebración y desmontaje, se realizan en base a criterios de sostenibilidad, con el objetivo de maximizar la contribución de la compañía a la economía local, la mejora del medio ambiente y el bienestar social.

Aenor ha certificado que la Junta General de Accionistas de Iberdrola cumple con la norma ISO 20121, estándar internacional voluntario para la gestión de eventos sostenibles.

Además, el Gobierno vasco, a través de su sociedad pública Ihobe, ha otorgado a la Junta General de Accionistas 2019 del grupo el sello ambiental Erronka Garbia, que certifica la conducta ejemplar de la empresa en aspectos clave de sostenibilidad ambiental en la organización del evento para maximizar los impactos positivos que pueda generar.

Ambas certificaciones responden a la política de gestión sostenible de Iberdrola, en la que se establece, entre otros aspectos, que los eventos del grupo deberán cumplir escrupulosamente con todos los requisitos aplicables en cada caso -incluyendo, especialmente, la legislación en materia de seguridad y salud, ruidos, residuos, privacidad y protección de datos de carácter personal-, promoviendo la accesibilidad, la inclusión y la no discriminación en su planificación y ejecución.

Objetivos y medidas para una Junta General sostenible

De cara a la celebración de la Junta General de Accionistas, Iberdrola se ha fijado, entre otros objetivos, los de lograr que el evento sea accesible al 100 % del personal, minimizar la huella de carbono y el consumo energético del evento, mejorar la empleabilidad de personas de ámbitos discriminados o vulnerables, minimizar el impacto ambiental indirecto -huella ambiental- derivado del evento, mejorar los procesos de comunicación y participación durante el desarrollo del evento e incrementar la sensibilización en materia de sostenibilidad a todo el personal involucrado.

Para conseguirlo, la compañía llevará a cabo 85 acciones concretas, entre las que destacan, por ejemplo, garantizar la accesibilidad de los colectivos con diferentes capacidades, fomentar el transporte sostenible poniendo a disposición de la ciudad de Bilbao el tranvía de forma gratuita durante el día del evento, compensar las emisiones de CO2 derivadas de la celebración de la Junta General y utilizar materiales reciclables y reutilizables.

Además, se contratará para el desarrollo del acto a personas en situación de vulnerabilidad y se fomentará la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres mediante la contratación, en la medida de lo posible, de la misma proporción de azafatos y azafatas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.