Imagen de la noticia

Redacción. Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, ha incorporado a más de 7.000 jóvenes profesionales a su plantilla en España en los últimos tres años.

De ellos, más de 2.700 se incorporaron en el año 2018, mientras que en Latinoamérica la compañía contrató a más de 750.

Así lo ha señalado Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, durante su intervención en la junta general de accionistas celebrada hoy, destacando que la plantilla de la compañía aumentó solo en España en 4.457 personas desde enero de 2017.

Además, la compañía cerró 2018 con más de 43.000 empleados, casi un 9 % más que en 2017, una plantilla integrada en más del 80 % por ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación.

Por otra parte, Abril-Martorell destacó que la brecha salarial de Indra se redujo el año pasado por debajo del 3 % respecto a 2017 dentro de los grupos profesionales comparables, y que la compañía invirtió un 97 % más, casi llegando a duplicar las cifras de 2017, principalmente en I+D y en desarrollo de producto, pero también en dotarse de nuevos y mejores espacios de trabajo, modernizar las zonas comunes y renovar sus herramientas y sistemas para ser más eficientes y facilitar la conciliación laboral y familiar.

El Presidente de Indra apuntó el propósito de la compañía de invertir en las personas y de mejorar de forma continua sus condiciones, sin olvidar que está sometida como empresa a las leyes del mercado en una industria especialmente competitiva y exigente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.