caixanova caixa galiciaRRHH Press. Caixanova y Caixa Galicia han firmado un preacuerdo de pacto laboral para la fusión de ambas entidades con los sindicatos CCOO y CSICA, que representan al 65% de los 7.700 empleados de ambas cajas.

Las reuniones de la mesa negociadora comenzaron el pasado 6 de julio y, tras la celebración de ocho encuentros, las cajas y los sindicatos han acordado el texto del preacuerdo marco que regirá la optimización y las condiciones de trabajo de la plantilla de la caja fusionada. El acuerdo se formalizará mañana lunes, 4 de octubre.

Los responsables de recursos humanos y relaciones laborales de Caixa Galicia y Caixanova mostraron su satisfacción por el acuerdo firmado, por la amplitud del consenso sindical y por la responsabilidad de las partes durante todo el proceso negociador iniciado hace tres meses.

El pacto laboral para la fusión contempla dos aspectos básicos que se refieren, por un lado, a una serie de medidas de reorganización de plantilla y, por otro, a la armonización de las condiciones de trabajo de los empleados de ambas entidades.

Medidas de reorganización de plantillas

Entre las medidas de reorganización de plantillas de carácter voluntario destaca el plan de 1.200 prejubilaciones con un 85% de la retribución bruta fija anual para los trabajadores a partir de 55 años, cumplidos a 31 de diciembre de 2010, con una antigüedad de 10 años en la empresa, o, en su caso, los que cumplan dicha edad en 2011 o 2012.

El acuerdo también contempla bajas incentivadas con una indemnización de 45 días de salario por año con un máximo de 42 mensualidades, reducciones de jornada del 50% con un ajuste equivalente del salario durante un periodo de dos años. El documento recoge otras medidas como suspensiones de contrato compensadas con el 20% del salario durante un periodo de tres años, ampliable a cinco. Finalizado este periodo, el trabajador tendrá derecho a reincorporarse a la empresa u optar por extinguir su contrato de trabajo con la indemnización correspondiente.

El acuerdo estipula que la movilidad geográfica será indemnizada si el empleado no pudiera ser reubicado en otro centro de trabajo situado en un radio de 25 kilómetros desde la oficina de origen o de 25 kilómetros desde el domicilio del trabajador. En estos casos, el trabajador recibirá una compensación por movilidad que oscila entre los 6.000 y 24.000 euros en función de la distancia del traslado.

En cuanto a las medidas de armonización de las condiciones de trabajo de los empleados que permanezcan en la nueva entidad, el acuerdo establece que toda la plantilla mantendrá sus condiciones laborales individuales y colectivas. Asimismo, el documento recoge como garantía fundamental que ningún empleado percibirá tras la fusión un salario consolidado fijo anual inferior al que percibía en su entidad de origen.

El pacto laboral también recoge puntos relativos al sistema de clasificación profesional de los empleados y capacitación, así como a la estructura retributiva, donde se fija un salario mínimo garantizado por cada nivel profesional, se garantiza la continuidad temporal de los pluses funcionales en casos de movilidad y se ponen las bases para la armonización y homogeneización de las condiciones salariales.

Horarios de Caixanova y préstamos de Caixa Galicia

Se aplicará en la nueva entidad la jornada y horario de trabajo actualmente vigente en Caixanova y el régimen de préstamos de Caixa Galicia, y se negociará un nuevo Plan de Igualdad que aúne los ahora existentes. Los planes de pensiones de las dos plantillas se integrarán en uno solo en el plazo de un año de la fecha efectiva de la fusión, manteniéndose hasta entonces las condiciones de los actuales. En cuanto a la clasificación de oficinas se acuerda un período transitorio en el que convivirán las actuales de ambas cajas, mientras no se diseñe una única para la nueva entidad.

Por último, se crea una Comisión Paritaria de interpretación, seguimiento y desarrollo del acuerdo, integrada por un miembro en representación de cada una de las organizaciones sindicales firmantes y por el mismo número de miembros en representación de las cajas.

Las direcciones de las cajas estuvieron representadas por Miguel Ángel Prado, Benito Couceiro y Antón Cárdenas como responsables de relaciones laborales de Caixa Galicia, y Rubén Martínez y Gonzalo Iglesias, responsables de recursos humanos y relaciones laborales de Caixanova, respectivamente. Los empleados estuvieron representados por las secciones sindicales en las cajas de CCOO (6 representantes), CSICA (4), CIG (3), UGT (2) y CGT (1). En la mesa negociadora también participaron asesores legales y laborales de las entidades financieras y de los sindicatos.

Los consejos de administración de Caixa Galicia y Caixanova aprobaron el pasado 6 de septiembre el proyecto de fusión de ambas entidades que deberá ser refrendado por las asambleas de ambas entidades el próximo 18 de octubre. Si las asambleas extraordinarias ratifican el proyecto para el nacimiento de la nueva entidad, ésta comenzaría a existir, tanto a efectos contables como jurídicos, el 1 de diciembre de 2010.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.