Imagen de la noticia

Redacción. Esade ha anunciado la puesta en marcha de una nueva estrategia para los próximos cuatro años, denominada Do Good. Do Better 2019-2023, con la que pretende afrontar el proceso de transformación en el que está inmerso el sector educativo.

Según ha informado la entidad académica, esta estrategia establece como prioridades las de invertir en talento y conocimiento, potenciar el impacto social, intensificar la internacionalización y generar recursos económicos para invertir en el futuro. Además, Esade afronta esta nueva etapa con la creación de una nueva identidad visual e imagen de marca.

Para llevar a cabo este plan, Esade cuenta con un presupuesto de 42 millones de euros, de los que nueve se invertirán en el actual año académico 2019-2020.

Uno de los retos será innovar en programas y metodologías, creando una experiencia educativa diferente y realizando una importante apuesta por la innovación y el formato digital. En esta línea, Esade Executive Education ha impulsado el nuevo modelo de másteres híbridos, que combinan asignaturas y servicios en formato online (60 %) y presencial (40 %).

En su primera edición el programa ha contado con alumnos procedentes de América Latina, Estados Unidos y España. Del mismo modo, se impulsará la innovación y la reforma de los grados con una oferta más flexible y de calidad.

Para su proceso de expansión internacional, Esade pretende reforzar el inglés en toda su oferta formativa, con Europa como mercado principal, así como reforzar las más de 185 alianzas y acuerdos de intercambios de estudiantes con otras instituciones académicas, poniendo el foco en Estados Unidos y Asia.

En materia de talento, la nueva estrategia de Esade prevé potenciar la atracción de diversidad al aula, así como incrementar las becas y el volumen global de donaciones, pasando de los 2 millones de euros en el curso 18/19 a los 3,6 millones de euros para el 22-23.

Esade cuenta en la actualidad con más de un centenar de nacionalidades representadas en el aula, y el interés de los alumnos internacionales por estudiar en la escuela ha crecido un 173 % desde 2015.

Por otra parte, la escuela prevé mejorar sus capacidades corporativas con procesos de gestión más eficientes que permitan generar recursos para invertir en el futuro. Además, en los próximos cuatro años, Esade espera incrementar un 30 % sus ingresos netos.

Por último, en relación con la nueva imagen corporativa, la entidad explica que su nuevo logotipo deja atrás el acrónimo para destacar el nombre de Esade y, así, potenciar aún más la marca.

Se ha creado una tipografía propia basada en el logotipo, que permite mantener una coherencia visual en todos los puntos de contacto y, además, se ha ampliado la paleta de colores, abanderada por el azul marino y complementada por una variedad de colores que proporcionan más dinamismo y mayor sofisticación en entornos digitales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.