Imagen de la noticia

Redacción. BBVA ha reafirmado su compromiso con la energía renovable con la puesta en marcha en su sede central de Madrid, Ciudad BBVA, de una instalación fotovoltaica de 523 módulos, que suman una potencia de 175,21 kilovatio de pico y que tendrá una capacidad de generación de 236.182 kilovatios-hora anuales.

EDF Solar, empresa especializada en instalaciones de autoconsumo a nivel industrial, es la compañía responsable del proyecto, finalizado el pasado mes de noviembre.

Según ha informado la entidad financiera, el ahorro de energía en la Ciudad BBVA es de 5.766.731 kWh al año, el equivalente al consumo de 1.900 hogares. Esto significa que el complejo gasta entre un 12 % y un 15 % menos que cuando se inauguró en 2015, evitando la emisión de 1.430 toneladas de CO2 anuales.

Un logro que no solo se debe al equipamiento y al diseño sostenibles de las instalaciones, sino también al uso de herramientas basadas en inteligencia artificial que gestionan la energía de la forma más eficaz posible.

Los paneles solares permitirán a BBVA reducir en 106 las toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera, lo que equivale a la plantación de 8.030 árboles.

Con la nueva instalación, la producción de energía fotovoltaica en la sede aumenta hasta 441 megavatios-hora anuales, equivalente al consumo eléctrico anual de 126 hogares españoles.

A través de esta acción de compromiso ambiental, BBVA contribuye a la lucha contra el cambio climático y sus efectos en el planeta al apostar por una energía limpia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.