Imagen de la noticia

Redacción. El Grupo Tragsa, empresa pública especializada en protección y conservación de la naturaleza, desarrollo rural y consultoría e ingeniería en el ámbito medioambiental, emitió 47.041 toneladas de CO2 equivalente en 2019, un 2,2 % menos que en el ejercicio anterior, es decir, 1.060 toneladas menos.

Así lo ha puesto de relieve la compañía tras la renovación, por quinto año consecutivo, de la inscripción en el Registro de Huella de Carbono del Ministerio para la Transición Ecológica, con la que se hace pública la cantidad de emisiones de CO2 emitidas.

La huella de carbono permite cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero, identificar las fuentes de estas emisiones y, con ello, llevar a cabo actividades para su reducción.

La inscripción se realiza en la Sección A de Huella de Carbono y de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y el registro exige que el cálculo este verificado por una entidad acreditada.

Del total de emisiones registradas en 2019, un 78 % corresponde al uso de vehículos y maquinaria en el desarrollo de las actividades del grupo, encuadradas en las emisiones de alcance 1, que totalizan un 85 %, y un 15 % al consumo de energía eléctrica, que son emisiones de alcance 2.

El gran esfuerzo realizado para la reducción de la huella de carbono en su alcance 2 ha permitido reducir el número total de emisiones. La finalización de las obras más intensivas en consumo de energía eléctrica y la compra de energía 100 % verde, con certificado de procedencia de fuentes renovables para las oficinas e instalaciones en todo el territorio nacional, han conseguido reducir el consumo eléctrico en un 42 % y las emisiones asociadas al mismo en un 58 %.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.