Damm certifica la huella hídrica de su fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona)

Redacción. Damm, empresa referente en el sector de la alimentación y bebidas en España, consiguió en 2020 certificar la huella hídrica de su fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona), tras superar con éxito un proceso de verificación independiente por parte de Aenor siguiendo los esquemas de referencia ISO 14046 y Water Foodprint Network.

Dentro de su apuesta por desarrollar su actividad alineada con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, y como miembro activo del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Damm centra sus esfuerzos en garantizar el cumplimiento del ODS 6: garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todas las personas.

Por ello, Damm continúa trabajando en su ambicioso proyecto para impulsar acciones de mejora medioambiental que permitan controlar y reducir el gasto de agua en todos los procesos de fabricación, lo que ha llevado a la compañía a reducir un 37 % el consumo de agua en todas sus fábricas durante la última década.

Su apuesta por calcular con precisión el consumo de agua necesario para la producción se ha convertido en una garantía para poder continuar reduciendo su consumo. Optimizar el uso de un recurso tan escaso como el agua, esencial en la producción de las marcas de Damm, ha llevado también a la compañía a desarrollar un innovador proyecto de reducción de la huella hídrica en los campos de cebada, a través de la digitalización de los procesos de cultivo en colaboración con profesionales de la agricultura.

El consumo de agua en los campos de cebada se traduce en el 95 % de la huella hídrica de una cervecera. Optimizar los consumos desde las fincas de regadío y minimizar el consumo de agua mientras se mantiene la máxima producción y calidad es esencial para lograr una reducción de la huella hídrica.

A través del asesoramiento y la aplicación de nuevas tecnologías en los campos, Damm ha logrado tener un minucioso control del consumo de agua, así como conocer las necesidades hídricas de la tierra en tiempo real.

Además, la compañía realiza programas de asesoramiento a la agricultura que provee de materia prima a la compañía para conseguir una mayor eficiencia en el uso del agua.

En la actualidad, numerosos agricultores participan en el programa de asesoramiento cuyo objetivo es ayudarles a reducir el agua que se emplea en los cultivos, reduciendo así el impacto ambiental –menor consumo de agua y electricidad- y los gastos del agricultor.

"En Damm somos conscientes de la necesidad de optimizar el consumo de agua, y así lo demuestran los distintos proyectos de investigación y desarrollo para reducir la ratio de consumo de agua por hectolitro de producto que tenemos activos. Estas acciones están destinadas a seguir reduciendo y optimizando el uso del agua en Damm para lograr nuestros objetivos de reducción de la huella hídrica para los próximos diez años y seguir impulsando nuestra estrategia de crecimiento sostenible", ha explicado Juan A. López Abadía, director de optimización de energía y de medio ambiente de Damm.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.