Nestlé reduce el uso de agua en sus fábricas españolas en cerca de 5 millones de m³

Redacción. Nestlé ha reducido en cerca de 5 millones de m³ el uso de agua en sus diez fábricas españolas entre 2010 y 2020, tras invertir más de 7 millones de euros para hacer una gestión sostenible de este recurso natural.

Además, solo durante el año pasado, la compañía invirtió 1,4 millones de euros en mejoras en sus centros de producción para ser más eficiente en el consumo de agua.

Las plantas de Nestlé en La Penilla de Cayón (Cantabria) y en Pontecesures (Pontevedra) son las que han registrado un destacado descenso en el uso de agua por tonelada de producto fabricado en este período, con una reducción de cerca del 83 % cada una de ellas.

Así, mientras que en 2010 el uso de agua en la fábrica cántabra era de casi 70 m³ por tonelada de producto, en 2020 esta cantidad se redujo a poco más de 11 m³ por tonelada elaborada.

Por su parte, el centro de producción gallego ha pasado de los 16 m³ por tonelada de producto del principio de la década a los cerca de 3 m³ por tonelada registrados el pasado año.

La implementación de circuitos cerrados con torres de refrigeración, que sustituyen a los circuitos de refrigeración de un solo paso en algunos de los centros productivos, ha propiciado estos descensos.

Así, gracias a este sistema de refrigeración, el agua permanece en un circuito cerrado que, mediante aerorefrigeradores, permite su reutilización constante sin necesidad de utilizar el agua del río y contribuyendo a mantener el caudal ecológico del mismo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.