imagen de la noticiaEP. La plantilla conjunta del Sistema Institucional de Protección (SIP) liderado por Caja Madrid se reducirá en unos 3.800 trabajadores, quienes podrán prejubilarse a los 55 años de edad, según han informado CCOO y UGT.

Así se recoge en el acuerdo laboral de integración entre Caja Madrid, Bancaja, Caja Segovia, Caja Ávila, Caja Insular de Canarias y Caja Rioja, que prevé centrar la reorganización de plantillas a través de las prejubilaciones.

Podrán acogerse a dichas prejubilaciones quienes tengan 55 años a 31 de diciembre de 2010 o alcancen dicha edad en 2011 y tengan una antigüedad mínima de diez años. Asimismo, los trabajadores que se prejubilen de forma voluntaria recibirán el 95% de la retribución neta.

Por otra parte, se fijan indemnizaciones para los empleados que sean trasladados de su domicilio debido a la reestructuración de la red o de los servicios centrales, y se han acordado otras medidas como las suspensiones de contrato compensadas o la reducción de jornada.

Los sindicatos indican que tras varios meses de intensas negociaciones se ha firmado "un acuerdo satisfactorio" para los empleados, puesto que no contempla ninguna medida traumática de reorganización de plantillas.

Homologación de condiciones laborales

Además, establece mecanismos de homologación de las condiciones laborales en las siete entidades, y el compromiso cierto de negociación para la implantación de un sistema de retribución variable.

El preacuerdo laboral también contempla un sistema de promoción para todas las cajas de ahorros integrantes del SIP y para la sociedad central, así como para armonizar los beneficios sociales en dichas entidades.

Concretamente, quien se incorpore a la sociedad central conservará todas sus condiciones laborales, ya que se garantiza que ningún empleado percibirá un salario fijo inferior al de su caja de procedencia.

En el acuerdo se adquiere el compromiso de transformar en indefinidos a los contratados por contrato relevo, una vez cumplida la salida del excedente de plantilla exigido en el plan de viabilidad. Además se crea una bolsa de empleo para el resto de contratos temporales con preferencia para futuras contrataciones.

Las negociaciones se han acelerado en los últimos días para dejar cerrado el proceso antes de fin de año, una vez que el SIP se formalizó el pasado 3 de diciembre, con la constitución del banco y el nombramiento de su equipo directivo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.