SCMM denuncia la futura pérdida de empleo en Metro de Madrid por la automatización de los trenes

Redacción. El Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) ha denunciado que la empresa pública Metro de Madrid “tiene un plan oculto por el que acabaría con miles de puestos de empleo a la vez que derrochan dinero público, un dinero que en plena crisis social y del propio suburbano madrileño haría falta para poner soluciones”.

Según el sindicato, la empresa tiene previsto comprar 80 trenes con un total de 480 coches automáticos GoA4 con el fin de ser operados sin maquinista, aunque, inicialmente, estos trenes llevarán una cabina que, con el tiempo, será desmontada con la destrucción del puesto de trabajo correspondiente.

Además, SCMM señala que “esta descarada operación tiene un precio que rondará los 912 millones de euros, con un coste de 1,9 millones de euros por coche”, lo que “supondría un precio de 350.000 euros más por coche, es decir, alrededor 168 millones de euros extra sobre el precio de trenes habituales”. “¿Cómo justifica Metro de Madrid este 23 % más de incremento en el coste?”, se pregunta el sindicato.

“Para que esto sea posible se hace necesario el incremento de los sistemas tecnológicos asociados a estos trenes, con el sobrecoste que supone -afirma el sindicato-. Su defensa está en que, en principio, los trenes incorporarán una cabina de maquinista. Por desgracia, desde Metro de Madrid no contarán que su objetivo final es desmontar la cabina y eliminar puestos de trabajo”.

“¿Quién se responsabilizará cuando el automatismo no tome una decisión acertada, cuando los usuarios se bajen a las vías o cuando existan situaciones conflictivas que el maquinista vive a diario?”, se cuestionan desde SCMM.

El sindicato denuncia que “este derroche de dinero en trenes, que tienen como fin eliminar puestos de trabajo a medio plazo, carece de sentido común y de falta de escucha a usuarios y sindicatos. Tiene más lógica pensar que, con ese dinero, se podría renovar toda la flota de la línea 1, trenes que, como todos saben, contienen amianto, así como toda una zona que, por su edad, es muy vulnerable”.

"Con ese dinero la red del suburbano podría tener más de 80 trenes, unas estaciones, coches y cocheras libres de amianto, unos mejores sistemas actuales de seguridad, más personal físico que ayude a los usuarios, más personal de seguridad, formación para los nuevos maquinistas y, en definitiva, un metro de calidad. Es ahora cuando las aglomeraciones desbordan, es ahora cuando los tiempos de espera tienen que minimizarse y es ahora cuando ha de primar la salud de trabajadores, aunque solo sea por los compañeros que ya han fallecido a consecuencia del amianto", concluye el sindicato de maquinistas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.