La captación y gestión del talento en la era digital

Redacción. La gestión del talento en el área de Recursos Humanos es una función clave para el éxito de cualquier organización.

Tanto la adquisición de talento como la construcción de una marca referente de empleador son la base para conseguir retener a los mejores profesionales en el mercado laboral actual. Por ello conviene explorar las oportunidades y desafíos que existen como empleador en la era digital.

Employer branding: tu marca digital

En un mercado laboral tan competitivo como el actual, las empresas buscan atraer y retener el talento de la mejor forma, y para ello es clave el desarrollo del employer branding, es decir, la imagen que la organización proyecta al exterior como empleadora.

En este contexto, manejar las redes sociales es la llave para atraer y retener talento. La publicidad propia como empleador, defendiendo la cultura de empresa, sus valores y el compromiso que transmiten a la sociedad, es el cóctel perfecto para que un empleado decida comprometerse con el proyecto.

También estas mismas redes sociales, como LinkedIn, pueden servir como plataformas de captación directa de trabajadores y como canal abierto de diálogo con los candidatos.

La adquisición del talento está cambiando

En el proceso de captación no solo importan las redes sociales para recoger los mejores perfiles, sino también otras nuevas tendencias digitales que están irrumpiendo también en el ámbito de la gestión del talento.

La inteligencia artificial y las automatizaciones son las nuevas herramientas de aceleración de procesos que los captadores de talento pueden utilizar para refinar mucho más sus procesos, haciéndolos más ágiles, en menor tiempo y asegurándose más de que el candidato elegido es el idóneo.

Desafíos formativos de la era digital en la gestión del talento

La era digital abre la puerta no solo a la necesidad de crear una marca empleadora referente en el sector, sino a la búsqueda de perfiles cada vez más tecnológicos, utilizando, precisamente, herramientas digitales para conseguir una mejor captación y gestión del talento.

Esta situación crea la necesidad de tener perfiles en la empresa que sean conscientes de esta evolución y estén formados para la gestión del talento en la era digital.

Necesitan conocer cómo han evolucionado todas las fases del empleado en el contexto digital: atracción, vinculación, desarrollo y desvinculación, así como la propia cultura empresarial y cómo es percibida tanto dentro como fuera de la compañía.

Mantenerse al día de estas tendencias es todo un desafío al que un máster en Recursos Humanos puede dar solución, garantizando que el encargado de la gestión del talento tenga la formación necesaria para llevar estos procesos, siendo consciente del impacto digital, la utilización de nuevas herramientas y la construcción de una cultura empresarial referente.

En conclusión, la gestión del talento presenta desafíos y oportunidades que las empresas deben aprovechar a través de la formación para conseguir ventajas competitivas que les permitan liderar esta nueva carrera de empleabilidad en la era digital.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.