¿Juegas a videojuegos? Ponlo en tu currículum

Redacción. Los videojuegos ayudan a la generación Z -personas nacidas entre 1997 y 2015-  a adquirir habilidades muy valoradas y útiles a la hora de encontrar su primer empleo.

Así se desprende de un nuevo estudio elaborado por YouTube y Censuswide, que pone de relieve que el 57 % de los responsables de Recursos Humanos en España son más propensos a contratar a gamers que les hablen de las habilidades que han desarrollado gracias los videojuegos.

Sin embargo, pese a esta tendencia a la contratación manifestada por Recursos Humanos, solo el 41 % de los jóvenes de dicha generación lo destacarían en una entrevista o lo pondrían en su currículum.

Aptitudes más valoradas

Cuando se les pregunta a los empleadores por las aptitudes que más les interesan a la hora de contratar a perfiles para un primer puesto en una empresa, señalan que las más valiosas para su organización son comunicación (34 %), disposición a aprender (29 %), gestión del tiempo (27 %) e iniciativa y proactividad (28 %).

Al contrastar estos datos con las habilidades que, según los propios gamers encuestados, aporta el gaming, se observa que el 31 % afirma que los videojuegos ayudan a pensar de forma estratégica, el 24 % opina que ayudan a resolver problemas, el 29 % piensa que ayudan a mantener la calma bajo presión y el 29 %, a comunicarse de forma eficaz.

Así mismo, la encuesta reveló que 1 de cada 2 jóvenes aficionados a videojuegos afirma que relacionarse con otros gamers en plataformas como YouTube les proporciona una mayor seguridad a la hora de comunicarse: una habilidad muy apreciada en los procesos de selección.

Otro aspecto positivo es que la mayoría de estos conocimientos son transferibles, por lo que también pueden beneficiarse de ellos quienes busquen ganar dinero por una vía menos tradicional.

Esta situación adquiere especial relevancia si se tiene en cuenta que el 41 % de jóvenes de la generación Z no se ven a sí mismos realizando un trabajo tradicional con un horario convencional, y quieren combinar varias fuentes de ingresos (65 %). De hecho, el 13 % quiere crear su propia empresa y el 15 % aspiran a ganarse la vida haciendo cosas que le gusta.

"Creo que una plataforma como YouTube, en la que podemos ver grabaciones o retransmisiones en directo de partidas, permite entender cómo abordan los gamers de alto nivel y los jugadores en general la resolución de problemas en juegos a los que nosotros también jugamos y ver cómo se desenvuelven bajo presión y cómo cambian sus estrategias sobre la marcha. De este modo, adquirimos nuevas habilidades, comprobamos cómo funcionaría una nueva estrategia y aprendemos cosas que podemos aplicar a nuestro propio juego", afirma Matt Barr, profesor titular y asociado de la Universidad de Glasgow y autor del libro Graduate Skills and Game-Based Learning.

En el proyecto han participado algunos creadores de contenido de habla hispana que han compartido su experiencia sobre la influencia del gaming en su desarrollo personal y profesional y sobre las habilidades adquiridas.

Mikecrack destaca el impacto de las habilidades que ha conseguido jugando a videojuegos en su capacidad de atención, concentración y de ser constante, explicando que “de pequeño fui diagnosticado con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y siempre me ha costado mucho terminar tareas largas y monótonas y concentrarme para resolver problemas. La mecánica de los videojuegos de ir completando hitos, objetivos pequeños y resolver tareas para poco a poco conseguir una progresión me ha ayudado en mi carrera profesional y desarrollo personal”.

Lovely Ela, por su parte, destaca que la capacidad de crear y aplicar una estrategia es lo más valioso que ha aprendido gracias al gaming y a dedicarse a ello. “Me ha ayudado no solo a crear campañas publicitarias para sacar el mejor beneficio, tanto para el videojuego como para mí, y a la hora de llevar todo el canal y las redes sociales. La estrategia implica cómo se va a desarrollar el vídeo para que el espectador lo vea en todo momento, para que le dé likes y lo comparta, cómo aumentar el engagement, cómo crear intriga o elegir momentos clave”.

TinenQa comparte que las competencias para socializar y comunicarse le han ayudado en entrevistas de trabajo, puesto que “me he sabido defender y expresarme. Es algo que hago día tras día, y, al final, las palabras me salen muy fácil. En el momento de trabajar he conseguido una buena comunicación con los compañeros para trabajar en equipo”.

DjMaRiiO explica que uno de sus retos laborales ha sido aprender tácticas de juego de otros gamers y jugar mejor o hacer contenido diferente y más variado en cada vídeo. “Gracias a esto he conseguido completar objetivos, como ganar 20 partidos de FIFA en directo”.

YouTube ha anunciado recientemente que el total de visualizaciones de contenidos relacionados con los videojuegos superó la barrera de los 2 billones en 2022, y que en diciembre del año pasado consumieron este tipo de contenidos más de 500 millones de espectadores activos registrados cada día, lo que se corresponde con más de 120.000 millones de horas de visionado.

Según Maite Gómez Fraile, directora de YouTube para España y Portugal, "muchos millones de personas acuden a YouTube para aprender y mejorar sus competencias profesionales. Me entusiasma ver que los datos confirman ese interés de los responsables de Recursos Humanos por explorar lo que los gamers pueden aportar a sus organizaciones. Estamos muy orgullosas del papel que desempeñan los creadores de YouTube en este proceso de aprendizaje, ya que ayudan a los jóvenes a aprender a mejorar en una afición que ha demostrado tener un impacto tan profundo en sus vidas fuera de Internet".

Por su parte, Salvador Sicart, director de Technology Solutions en Hays España, subraya la relevancia de las habilidades adquiridas a través de los videojuegos para el mercado laboral actual, y añade que “esta industria ha contribuido a animar a la gente a entrar en el sector tecnológico, especialmente en áreas con escasez de talento, como la del desarrollo o la programación. Los hackathones, por ejemplo, están generando un claro cruce entre las comunidades de gamers y las de programadores, y, sin duda, valoramos las habilidades que aporta el gaming, tales como estrategia, o resolución de problemas”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.