Imagen de la noticia

Redacción. Solo un 40 % de los responsables de RRHH a nivel global aseguran contar con un plan de transformación digital en marcha, mientras que el 70 % son conscientes de la necesidad de transformación de la plantilla.

Así lo pone de relieve un estudio reciente de KPMG, titulado The future of Human Resources: In the know or in the no (El futuro de los Recursos Humanos: Con el conocimiento o en la nada), elaborado por la firma de servicios profesionales entre 1.201 directivos de RRHH de 31 industrias en 64 países de Asia Pacífico, Europa, Norteamérica, Oriente Medio, África y Latinoamérica.

El 42% de los encuestados coincide en que preparar a la plantilla para el futuro, de la mano de la inteligencia artificial, es uno de los mayores retos a los que se van a tener que enfrentar en los próximos cinco años.

Entre las dificultades que están encontrando para hacer la transformación hacia el mundo digital figura, en un lugar destacado, la carencia de habilidades, que es mencionada por el 51 % de los encuestados, seguida de la falta de recursos, señalada por el 43 %.

Por otra parte, la cultura de las empresas también influye en el tránsito hacia la innovación, tal y como aseguran el 41 % de los encuestados. Además, el 35 % cree que la cultura de sus empresas está más orientada hacia las tareas que hacia la innovación o la experimentación, lo que dificulta sobremanera que los empleados se sumerjan en la cultura de la innovación.

El estudio también pone de manifiesto la diferencia de opiniones sobre el impacto de la inteligencia artificial en el mundo laboral. Así, mientras que el 60 % de los directores de RRHH creen que el fenómeno eliminará más puestos de trabajo de los que creará, el 62 % de los consejeros delegados aseguran justamente lo contrario, es decir, que la inteligencia artificial creará más empleo del que destruirá.

Cristina Hebrero, responsable de People & Change de KPMG en España, afirma que “en el mundo actual, lleno de retos complejos desde la perspectiva de las personas, la función de RRHH debe liderar la transformación cultural y organizativa hacia una nueva fuerza de trabajo más digital e integrada con la tecnología”.

“Los directivos tienen que reaccionar, porque, si no lo hacen, se arriesgan a ver su función reducida a tareas administrativas y transaccionales o, incluso, a que se vuelva irrelevante”, añade.

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.