Imagen de la noticia

Redacción. El fraude interno por viajes de empresa alcanzó en 2019 los 676,57 euros anuales por empleado, lo que equivale a 76.426 euros anuales de media por empresa.

Así lo pone de relieve la quinta edición del informe ‘El impacto del fraude interno en la gestión de gastos de las empresas’, elaborado por Captio, plataforma de gestión de gastos de viajes de empresa, que destaca una reducción del 1,93 % con respecto al año anterior, cuando se alcanzaron los 689,87 euros anuales por trabajador.

Según Captio, superar el importe máximo autorizado por la empresa, pasar gastos antiguos y editar la información del justificante son algunas de las irregularidades más habituales en los viajes de trabajo.

Para llevar a cabo esta quinta edición del estudio, Captio ha revisado 1.672.683 gastos originados en los desplazamientos de 84.721 trabajadores de 750 empresas durante el año 2019. Con los datos obtenidos, se comprueba que las empresas pequeñas son las que sufren más fraudes internos por parte de sus empleados.

En 2019, el porcentaje de tiques fraudulentos correspondientes a pequeñas empresas supera en 8 puntos porcentuales al de las empresas medianas, y en 9 puntos al de las grandes compañías. La diferencia está en que, en esta última edición, el fraude en las empresas de tamaño medio supera al sufrido por las grandes compañías.

"Las irregularidades en la gestión reducen seriamente la competitividad de las compañías y dificultan la toma de decisiones debido a la distorsión de los datos disponibles", asegura Joaquim Segura, chief research officer y cofundador de Captio.

El empeoramiento del clima laboral y el daño a la reputación corporativa son otras de las consecuencias de estas malas prácticas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.