Imagen de la noticia

Redacción. Un 64 % de las empresas en España ha realizado ya o planea realizar cambios de mejora en sus programas de beneficios para empleados como consecuencia de la crisis generada por el covid-19.

Así lo pone de relieve el estudio 2020 Covid-19 Benefits, realizado por Willis Towers Watson en Europa Occidental con la participación de más de 300 compañías multinacionales, 91 de ellas españolas, en el que se muestra que una de las prioridades más importantes de las empresas a corto plazo es mejorar los programas de bienestar y beneficios para sus trabajadores.

Más de la mitad de las empresas consultadas en España piensan que el covid-19 pasará de tener un impacto negativo moderado durante este año a sufrir un impacto muy negativo en sus negocios en el próximo ejercicio.

A dos años vista, la mayor parte de ellas no tiene certidumbre alguna de cuál será su situación, pero la mayoría está buscando el retorno a la nueva normalidad adoptando una vuelta gradual al trabajo y, según el 41 % de las compañías, trabajando en mejoras de sus programas de bienestar para los empleados. Así mismo, una de cada tres busca mejorar los beneficios y privilegios voluntarios.

El estudio de Willis Towers Watson muestra que para el 43 % de las empresas en España, la mejora de los programas sobre la seguridad de los empleados es una clara prioridad. No muy lejos de este índice se encuentra el relativo a realizar mejoras en los servicios de salud mental y de gestión del estrés (40 %) o a proporcionar más flexibilidad a los empleados sobre los beneficios (36 %).

Uno de los puntos destacables del análisis del mercado español es que la mayoría de las organizaciones requieren managers que desempeñen un papel crucial en la gestión de los desafíos a los que se enfrentan los empleados, y la formación aquí gana peso.

Más del 57 % de las compañías asegura haber establecido ya planes de formación y coaching para directivos en las áreas de gestión y contratación a distancia de trabajadores.

También se han desarrollado programas de formación para promover la importancia de la flexibilidad de cara a dar cobertura a las necesidades y desafíos de los empleados relacionados con las restricciones por el covid-19 (54 %), reconocer signos de ansiedad y/o depresión y/o aprender cómo dirigirse a los recursos en la nueva realidad (35 %) o identificar a los empleados que puedan sentirse solos, desconectados o sean más vulnerables (27 %).

De cara a 2021, el 59 % de las empresas consultadas en España se centrará en mejorar los programas existentes con acceso virtual incorporando plataformas para la selección de beneficios, y un 58 % afirma estar trabajando en modelos para agregar nuevas alternativas alineadas con las necesidades futuras, muy enfocadas al wellbeing tanto emocional, como físico y financiero.

Por último, a nivel europeo, entre los cambios ya tomados por las empresas desde el inicio de la pandemia destacan especialmente la implantación masiva del teletrabajo (76 %), la congelación de la contratación (70 %) y el incremento de excedencias y permisos sin remuneración (34 %).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.