Imagen de la noticia

Redacción. El 59,2 % de los trabajadores en España aseguran que no abandonarían su empresa actual aunque les ofrecieran un 20 % más de sueldo en otra compañía.

Así lo pone de relieve el segundo Estudio de experiencia de empleado en España, impulsado por la plataforma tecnológica de experiencia de empleado Guudjob, en el que han participado, entre mayo y junio, 2.650 profesionales pertenecientes a 890 empresas españolas de 18 sectores diferentes.

El análisis de Guudjob destaca cómo ha impactado el covid-19 en la economía nacional e internacional, en las necesidades de las empresas y, también, en las expectativas de los trabajadores sobre su puesto de trabajo, reflejando cómo han evolucionado durante estos meses sus inquietudes y prioridades respecto a 2019.

El estudio analiza 24 variables que son consideradas clave para que la experiencia de los empleados sea excelente, así como el estado actual de cada una de esas categorías en esa empresa.

En concreto, en plena crisis del covid-19, la flexibilidad laboral y la conciliación tendrían ahora mismo mucha más relevancia para el empleado español que en 2019. De hecho, tras la remuneración, que sigue siendo lo más valorado por los españoles, con un 67,8 % de las respuestas, la flexibilidad laboral se sitúa como la segunda preferencia, con un 55,7 %, un dato que indica que el teletrabajo es cada vez más apreciado por el profesional.

Los siguientes factores estimados por los empleados son disfrutar de un buen ambiente laboral (55,5 %) y la posibilidad de promoción dentro de la empresa (43,4 %).

Diferencias por sexos y edades

El salario sigue siendo la principal variable valorada por hombres y mujeres, pero estas conceden especial importancia a las opciones de conciliación laboral y a la comunicación fluida y ágil dentro de la empresa, mientras que los hombres ponen por delante tener un buen ambiente laboral antes que la conciliación.

Por edades, el salario sigue siendo la variable más apreciada por los profesionales, pero no para los jóvenes, que sitúan un buen ambiente de trabajo por delante de la remuneración.

En cuanto a los siguientes factores, los profesionales de entre 26 y 35 años valoran la flexibilidad laboral, los de 36 a 45 quieren sentirse reconocidos, los de 46 a 55 años aprecian la comunicación fluida dentro de la empresa y los mayores de 55 años reclaman más formación.

El estudio también pone de relieve algunas de las asignaturas pendientes en la empresa española, como es el grado de compromiso de los profesionales. En este apartado, solo el 26 % de los españoles se siente orgulloso de trabajar en su empresa y se la recomendaría a un amigo o familiar, mientras que un 33 % no está cómodo.

También se encuentra entre las peores valoraciones en el estudio la interacción entre puestos superiores y empleados, ya que solo un 9 % de los profesionales afirma que reciben recomendaciones sobre cómo mejorar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.