El teletrabajo y la migración a la nube, factores importantes en las violaciones de datos

Redacción. Un estudio mundial patrocinado y analizado IBM Security ha constatado que las violaciones de datos cuestan este año a las empresas una media de 4,24 millones de dólares por incidente, el coste más alto en los 17 años de historia de esta investigación.

Entre las conclusiones de este informe, titulado Cost of a Data Breach Report 2021 y realizado por Ponemon Institute sobre una muestra de más de 500 organizaciones, destaca la que sugiere que la seguridad en las empresas puede haber quedado en un segundo plano después de los cambios informáticos que han tenido que implementar para facilitar el trabajo remoto o dar el salto al cloud.

En concreto, el proceso de adaptación al trabajo a distancia fue un factor significativo en la respuesta a la violación de datos. Casi el 20 % de las organizaciones estudiadas informaron que el trabajo remoto fue un factor importante en la filtración de datos, las cuales que acabaron costando a las empresas 4,96 millones de dólares, casi un 15 % más que la filtración media.

En el caso del salto al cloud, las empresas del estudio que experimentaron una brecha de seguridad durante su proceso de migración a la nube tuvieron un coste un 18,8 % superior a la media. En este aspecto, las que ya estaban en una fase más madura de adopción de la nube fueron capaces de detectar y responder a los incidentes con mayor eficacia: 77 días más rápido de media que las que estaban en la fase inicial de adopción.

En relación con el tiempo de respuesta para detectar y contener estas filtraciones, este fue de 287 días en total, 212 para detectar y 75 para contener, lo que supone una semana más que el informe del año anterior.

Así mismo, el estudio destaca que los sectores que se enfrentaron a grandes cambios operativos durante la pandemia, como atención sanitaria, comercio minorista, hostelería y fabricación/distribución de productos de consumo, experimentaron un aumento sustancial de los costes de las filtraciones de datos con respecto a años anteriores.

"El aumento de los costes de las brechas de datos es otro gasto añadido para las empresas a raíz de los rápidos cambios tecnológicos durante la pandemia", ha señalado Chris McCurdy, vicepresidente y director general de IBM Security.

"Aunque los costes de estas filtraciones alcanzaron un récord el año pasado, el informe también mostró signos positivos sobre el impacto de las tácticas de seguridad modernas, como la IA, la automatización y la adopción de un enfoque de zero trust, que pueden dar sus frutos en la reducción del coste de estos incidentes más adelante", añade McCurdy.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.