Los directivos españoles quieren empresas más diversas e inclusivas

Redacción. El 82 % de los directivos españoles tiene entre sus objetivos la creación de plantillas más diversas e inclusivas, una tendencia también registrada a nivel global entre los líderes empresariales.

Así lo pone de relieve LinkedIn en su estudio Futuro del Trabajo, en el que la red social ha comprobado cómo los nuevos modelos de trabajo y la supresión de barreras de comunicación geográficas y administrativas lleva a los directivos a plantear nuevas prioridades a corto plazo para sus empresas.

Según el estudio de LinkedIn, gracias a la deslocalización geográfica que propicia el actual modelo de trabajo híbrido, las empresas tienen acceso a un abanico más amplio y variado de profesionales a los que reclutar (según el 50 % de los directivos consultados), tienen más facilidades a la hora de conocerles gracias a las entrevistas virtuales (44 %) y podrán contar con nuevas habilidades que los distintos perfiles pueden aportar a su empresa (37 %).

Sin embargo, según el estudio, integrar equipos tan diversos supone un reto para las empresas. En este sentido, una cuarta parte de los directivos está preocupado por que este nuevo entorno híbrido dé lugar a que los empleados se puedan sentir excluidos, el 22 % teme que los empleados no establezcan relaciones de calidad entre ellos y el 21 %, que se desvinculen.

Nuevas prioridades

Para evitar estos inconvenientes, los directivos españoles han fijado nuevas prioridades para los próximos seis meses que quizá antes no veían necesarias. Destaca la creación de una cultura corporativa que fomente el sentimiento de pertenencia a la empresa (30 %), mantener la motivación y el compromiso de los empleados (29 %) y ayudarles a adaptarse a esta nueva forma de trabajo (28 %).

De la misma manera, apuestan por que los empleados adquieran habilidades blandas o actitudinales que ayuden a afrontar estas dificultades.

Según Ángel Sáenz de Cenzano, director general de LinkedIn para España y Portugal, “es momento de centrarnos en las tendencias que nos presenta este nuevo futuro del trabajo y analizarlas desde un punto de vista objetivo y competitivo. La diversidad es uno de los grandes objetivos en el entorno laboral, y, para ello, la formación resulta clave. En LinkedIn estamos viendo cómo los directivos están priorizando a aquellos candidatos con habilidades como el trabajo en equipo (46 %), la creatividad (45 %), la empatía (45 %) y la comunicación (43 %), y los profesionales deben estar preparados para este nuevo panorama”.

“Por parte de las empresas, fomentar el espíritu y cultura de la misma, la cohesión de los equipos y la continua formación en habilidades repercutirá en la productividad y en el éxito del futuro del trabajo, además de ser mecanismos claros para retener y atraer el talento”, concluye Sáenz de Cenzano.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.