Qualtrics pronostica fricciones entre empresas y empleados en 2023

Redacción. Los empleados españoles están agotados por los procesos de trabajo ineficientes, y buscan estabilidad en medio de la preocupación por la incertidumbre económica.

Así se desprende del Informe de la Experiencia de los Empleados 2023 del Instituto XM de Qualtrics, para el que se ha encuestado a cerca de 29.000 trabajadores de 27 países en el tercer trimestre de 2022 con el objetivo de entender cómo se sienten en su lugar de trabajo y cómo su relación con el puesto definirá el futuro laboral.

En España, Qualtrics ha consultado a 1012 empleados de 28 sectores diferentes, el 55 % pertenecientes a pequeñas empresas -menos de 1.000 empleados-, el 16 % a compañías medianas -de 1.000 a 5.000 trabajadores- y el 29 % restante a grandes organizaciones -más de 5.000 empleados-.

Tras la pandemia y los planes de vuelta a la oficina, se está gestando una nueva colisión entre los empleados con signos de agotamiento que buscan más apoyo y las compañías que buscan formas de racionalizar los presupuestos sin sacrificar la productividad.

La pandemia ha alterado las prácticas organizativas arraigadas, abriendo la puerta a una nueva experiencia del empleado que satisface las necesidades de los trabajadores de hoy en día.

Según el análisis de Qualtrics para 2023, los empleados españoles buscarán la seguridad de que tanto su trabajo como su empleador tienen una base sólida.

Además, las organizaciones que apoyan el equilibrio entre el trabajo y la vida privada se verán recompensadas con “trabajadores dispuestos a ir más allá”.

Así mismo, las empresas tendrán que hacer frente a fricciones derivadas de la ineficiencia de los procesos y de la tecnología para mejorar la productividad y aliviar los síntomas de agotamiento de los empleados.

Por último, Qualtrics asegura que la mejor manera de retener talento será destacar los valores compartidos entre los empleados y sus compañías.

"Las expectativas de los empleados han cambiado fundamentalmente, y el progreso que hemos hecho no puede deshacerse. A medida que el panorama económico cambia y las personas se centran en sus necesidades básicas, la comunicación clara y abierta es esencial. Los empleados quieren que se les garantice que sus puestos de trabajo están a salvo, y que se les ofrezca alivio a sus signos de agotamiento tras el trastorno provocado por la confluencia del covid, la recesión económica y los acontecimientos geopolíticos", explica Anja Weisbach, estratega de experiencia de empleado de Qualtrics.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.