Mercer identifica las tendencias clave para la atracción y retención del talento

Redacción. Mercer ha identificado cinco tendencias clave para la atracción y retención del talento en las organizaciones.

Recogidas en el último estudio de la consultora Tendencias Globales de Talento 2024, estas tendencias son el papel de la inteligencia artificial para aumentar la productividad, la disminución de la confianza de los trabajadores, la importancia de la resiliencia durante los próximos años, la experiencia del empleado como prioridad y el compromiso de la fuerza laboral como valor clave para el desempeño empresarial.

Juanvi Martínez, líder del área de consultoría de capital humano de Mercer España, destaca que “las organizaciones vuelven a enfrentar un nuevo año de retos para lograr sus objetivos de atracción y retención del talento. Este último estudio muestra el impacto que el boom de las nuevas tecnologías puede tener en el incremento de la productividad, pero también destacan otros factores atemporales como la mejora de la experiencia del empleado. Contar con trabajadores comprometidos e identificados con la compañía resulta fundamental para el buen desempeño de una organización”.

La inteligencia artificial (IA) generativa, clave para el incremento de la productividad

El rápido crecimiento en las capacidades de la inteligencia artificial generativa ha abierto la puerta a un incremento de la productividad en la fuerza laboral. El 40 % de los ejecutivos predice que la IA proporcionará ganancias de más del 30 %.

Sin embargo, el 58% cree que la tecnología está avanzando más rápido de lo que sus empresas pueden adaptarse y preparar a los trabajadores. En este sentido, el 47 % cree que pueden satisfacer la demanda de talento de este año con su modelo actual.

Para Kate Bravery, líder global de asesoramiento de talento de Mercer y autora del estudio, “aumentar la productividad a través de la IA es una prioridad para los ejecutivos, pero la respuesta no reside únicamente en la tecnología. Una mayor productividad de la fuerza laboral requiere un diseño de trabajo intencional y centrado en el ser humano. Las empresas líderes reconocen que la IA es solo parte de la ecuación. Están adoptando una visión holística para abordar los obstáculos a la productividad y ofrecer una mayor agilidad a través de nuevos modelos de trabajo en equipo entre humanos y máquinas”.

Sin embargo, el estudio también ha identificado importantes desafíos para el futuro del trabajo. Tres de cada cuatro ejecutivos están preocupados por la capacidad de su talento para adaptarse, y menos de un tercio de los líderes de Recursos Humanos, el 28 %, están muy seguros de poder lograr el éxito en el trabajo en equipo entre humanos y máquinas. Para ello, será clave adoptar modelos de talento basados en habilidades, algo que las empresas de alto crecimiento ya han implementado.

Disminución de la confianza de los empleados

En 2023 la confianza en los empleadores cayó desde su máximo histórico en 2022, lo que supone una señal de alerta, puesto que la confianza tiene un gran impacto en la energía de los empleados, su sensación de prosperidad y su intención de permanecer en la empresa.

Aquellos que confían en sus empresas para hacer lo correcto tanto para ellos como para la sociedad tienen el doble de probabilidades de afirmar que están prosperando, poseen un fuerte sentido de pertenencia y se sienten valorados.

Cerca de la mitad de los empleados dicen querer trabajar para una organización de la cual puedan estar orgullosos, y algunas empresas están respondiendo, priorizando esfuerzos de sostenibilidad y principios de buen gobierno.

En este sentido, el salario justo (34 %) y las oportunidades de desarrollo (28 %) son los factores clave que determinan la no rotación entre los empleados. Ello supone un gran incentivo para que las compañías avancen más rápidamente hacia la equidad salarial, la transparencia y el acceso equitativo a oportunidades de carrera.

A nivel global, el 39 % de los líderes de Recursos humanos sostienen que las mujeres y las minorías están bien representadas en el equipo directivo de su organización, y tan solo el 18 % afirma que los esfuerzos de diversidad, equidad e inclusión han aumentado la retención de grupos de diversidad clave.

Resiliencia, vital en los próximos años

Mercer destaca que las recientes inversiones en mitigación de riesgos han dado resultados. El 64 % de los ejecutivos cree que su empresa puede resistir desafíos imprevistos, frente al 40 % de hace dos años.

Sin embargo, las preocupaciones a corto plazo, como la inflación, influyen fuertemente en los planes a tres años, aunque los riesgos a más largo plazo, como los ciberataques y el cambio climático pueden no estar recibiendo la atención necesaria.

La construcción de la resiliencia individual es igual de importante que la resiliencia empresarial, con el 82 % de empleados preocupados por agotarse este año. Rediseñar el trabajo para el bienestar de los empleados es fundamental para mitigar este riesgo. El 51 % de las empresas de alto crecimiento ya lo ha hecho, en comparación con solo el 39 % de las de menor crecimiento.

Experiencia del empleado, prioridad esencial

La experiencia del empleado es la principal prioridad de Recursos Humanos este año, dado que los empleados que sienten que prosperan en su trabajo tienen 2,6 veces más probabilidades de decir que su empleador diseña experiencias laborales que sacan lo mejor de ellos.

Para cumplir con las expectativas organizativas y de los empleados, el 96 % de las empresas está planeando algún rediseño funcional de recursos humanos este año, enfocado en ofrecer resultados a través de liderar formas de trabajo digitales.

El 58 % de los ejecutivos se muestran preocupados por que su empresa no esté haciendo lo suficiente para inspirar a los trabajadores a adoptar nuevas tecnologías, mientras que el 67 % de los líderes de Recursos Humanos temen que se estén implementaron esas tecnológicas sin la adecuada transformación del trabajo.

Los inversores valoran empleados comprometidos

Este año, por primera vez, Mercer ha preguntado a los inversores sobre cómo la estrategia de talento de una organización impacta en sus decisiones de inversión.

El 89 % de los inversores consideran que el compromiso de los empleados es clave en el impulso del desempeño empresarial, y el 84 % creen que una alta rotación es perjudicial para el valor empresarial.

Los inversores también afirman que fomentar un clima de confianza y equidad es el factor que más influye en la construcción de valores empresariales sólidos y sostenibles a largo plazo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.