Los errores de los empleados siguen provocando la mayoría de los ciberataques a las empresas españolas

Redacción. El error humano sigue estando detrás de la mayoría de los ciberataques sufridos por las empresas españolas, según se desprende del Informe de Ciberpreparación de Hiscox 2023. Y esto es así porque gran parte de las vías de entrada de los ciberdelincuentes en las organizaciones están relacionadas con los descuidos de los empleados.

El informe revela que el compromiso del email corporativo fue señalado por el 28 % de las empresas como principal punto de entrada de los ciberataques sufridos en 2022. Además, el 26 % indicó que no hubo un acceso no autorizado de los delincuentes a las cuentas de email, sino que los propios empleados facilitaron la entrada de los atacantes, siendo víctimas de técnicas como el phishing o el spoofing (ataques perpetrados a través de la suplantación de la identidad de otra persona).

Un 23 % también señaló a los dispositivos móviles personales de los empleados y otro 20% a los dispositivos móviles corporativos como vía de entrada de los ciberataques.

Ciberataques no relacionados con el error humano

Sin embargo, y sin relación con el error humano o los descuidos de los empleados, el servidor corporativo en la nube se posicionó como el principal punto de entrada de los ciberataques a las empresas españolas por segundo año consecutivo, siendo indicado por el 32 % de las organizaciones encuestadas, si bien desciende del 38 % de 2021.

De hecho, España fue el único país que mantuvo el servidor en la nube como la vía de entrada más común en 2022, algo que fue mucho más frecuente en todos los países en 2021.

Por otro lado, destacan los accesos corporativos en remoto, como a través de la VPN, indicado como el más común por el 22 % de las empresas encuestadas. Por su parte, el servidor corporativo propio fue señalado por el 20 % de ellas.

La lista de principales puntos de entrada de los ciberataques la completan los ataques DDoS o de denegación de servicio, indicados por el 20 % de las empresas, así como los ataques a la cadena de suministro -como a proveedores de software o proveedores web-, señalados por el 10 %.

En último lugar, el 6 % de las empresas encuestadas indicaron como principales puntos de entrada de los ciberataques los dispositivos IoT corporativos.

Hasta un año para recuperarse de los ciberataques

Por otra parte, para una empresa, sea del tamaño que sea, recuperarse de un ciberataque no resulta fácil, ya que deben hacer frente a todos los gastos asociados a la recuperación, así como encargarse de restablecer o reconstruir los servicios afectados.

El 31 % de las empresas encuestadas indicaron haber tardado entre una y dos semanas en volver a su funcionamiento normal, el 29 %, menos de una semana, y un 27 % señaló haber tardado entre dos semanas y un mes.

Las empresas que tardaron entre uno y tres meses fueron el 12 % y aquellas que volvieron a ser operativas tras un periodo de recuperación de entre seis meses y un año fue únicamente el 2 %.

“El factor humano se revela, una vez más, como una de las principales vulnerabilidades en materia de ciberseguridad de las empresas españolas, según se desprende de nuestro informe. Es por ello que las empresas deben poner el foco en la concienciación y la formación de todos sus empleados como primera barrera ante los ciberataques. Sin duda, la construcción de un cortafuegos humano es la medida más eficaz de combatir esta amenaza y proteger así a las organizaciones, cuyo patrimonio y reputación se ponen en juego”, afirma Ana Silva, responsable de suscripción de producto ciber en Hiscox Iberia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.