caixa_catalunyaRRHHpress. Tras la reunión de mediación mantenida el miércoles entre las direcciones de las cajas Cataluña, Manresa y Tarragona y los representantes de los trabajadores, la UGT de Catalunya ha desmentido que se haya alcanzado un principio de acuerdo respecto al proceso de fusión, aunque el sindicato reconoce que existen algunos puntos de aproximación, principalmente en cuanto el número de afectados y el número de oficinas que se cerrarán.

Entre los flecos que aún quedan por resolver, la UGT de Cataluña señala que sigue reclamando a las direcciones de las tres cajas que facilite toda la información referente al proceso de fusión, que se cree una comisión de seguimiento del traslado de trabajadores y que se equiparen las plantillas de las tres entidades financieras.

Diversas fuentes habían señalado ayer por la tarde que se había alcanzado un principio de acuerdo entre las partes en este proceso de fusión de cajas catalanas, por el cual se recortarían 1.300 puestos de trabajo, entre bajas incentivadas y prejubilaciones, y se cerrarían un total de 395 oficinas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.