derbiRRHHpress. La plantilla del fabricante catalán de motocicletas Derbi dio su visto bueno ayer al preacuerdo alcanzado el pasado viernes entre el comité de empresa y la dirección de la compañía según el cual se aplicará un ERE temporal de 23 días durante 2010. A cambio, la empresa se compromete a realizar inversiones y a dar carga de trabajo a los 270 empleados de la fábrica de Martorelles, Barcelona. El acuerdo también contempla la prejubilación de 27 trabajadores.

La UGT de Cataluña valoró positivamente que el grupo Piaggio apueste por la continuidad de la fábrica de Martorelles con nuevas inversiones y producción. Ello supondrá, además de mantener los modelos actuales, la fabricación de nuevos modelos de 50 y 125 centímetros cúbicos y el traslado desde Francia de la producción de más recambios de la marca Aprilia. La inversión para 2010 será de 2 millones de euros y, a pesar de no haberse definido, se esperan también inversiones para los siguientes años.

Este plan de viabilidad y compromiso de continuidad de la planta de Martorelles representa el 95% de las peticiones iniciales de la plantilla.

El pasado mes de noviembre, la dirección de Piaggio planteó un ERE temporal de 54 días, y negaba cualquier continuidad de la planta catalana más allá de 2010.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.