iberoamericaRRHHpress. España es el quinto país que ratifica el Convenio Multilateral de Seguridad Social, que entrará en vigor en 2010 y que abre un espacio de protección social para 600 millones de habitantes, cuando sean siete los estados que sancionen el texto. Actualmente El Salvador, Chile, Ecuador, Brasil y España han ratificado el convenio, y Uruguay, Argentina y Venezuela están finalizando los trámites.

Este Convenio multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, que dará cobertura a una población de alrededor de 580 millones de habitantes del área, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sigue las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de adoptar los medios para que la globalización económica no vaya en detrimento de la protección social, y tiene en cuenta el fenómeno de las migraciones para evitar la desprotección de los trabajadores migrantes o de los trabajadores desplazados por sus empresas.

Características principales del Convenio

  • Respeta las legislaciones nacionales vigentes en materia de Seguridad Social.
  • Asegura la cobertura social de los trabajadores que a lo largo de su vida laboral o profesional se desplazan de un estado a otro.
  • Tiene un contenido de coordinación, sus disposiciones son claras y precisas, sin que quepan interpretaciones diversas. No obstante, en caso de discrepancia la competencia de interpretar la situación planteada corresponderá al Comité Técnico Administrativo del Convenio, integrado por un representante de cada uno de los Estados firmantes.
  • Se aplica a la comunidad iberoamericana, arbitrándose fórmulas abiertas que permitan en un futuro la adhesión de los Estados que inicialmente no lo suscriban.
  • Se aplica a los trabajadores nacionales de la Comunidad Iberoamericana, a sus familiares y a los nacionales de terceros países en tanto presten servicio en alguno de los Estados parte del Convenio.
  • Se limita a las prestaciones de carácter contributivo de invalidez, vejez, supervivencia y accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, si bien se prevé la posibilidad de que dos o más Estados, mediante acuerdos bilaterales, puedan ampliar el ámbito de prestaciones. Se excluyen expresamente las prestaciones médicas y las de víctimas de la guerra.
  • Se aplicará la legislación correspondiente al lugar de prestación de los servicios, aunque se podrán establecer excepciones.
  • Se tendrán en cuenta –totalización- los periodos de cotización o empleo cumplidos en cada uno de los países donde se haya trabajado.
  • Para determinar la cuantía de las pensiones y mantener la relación entre la prestación y las aportaciones realizadas previamente, se toman en consideración las cotizaciones acreditadas en el sistema que reconoce la prestación.
  • Se establecen reglas de coordinación en los casos en que un trabajador haya cotizado en un país con sistema de reparto y en otro con sistema de capitalización.
  • El Convenio Multilateral no supone la desaparición de los Convenios Bilaterales ya vigentes, en la medida en que sean más favorables para los posibles beneficiarios que las disposiciones del Convenio Multilateral. En la actualidad, España tiene firmados convenios bilaterales en materia de Seguridad Social, sin tener en cuenta Portugal por ser miembro de la Unión Europea, con once países de Iberoamérica -Argentina, Brasil, Colombia, Chile, República Dominicana, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela- y Andorra.
  • La entrada en vigor del Convenio Multilateral se supedita a la ratificación de al menos siete de los países que firmaron el texto.

Antecedentes y cifras

En la reunión de Ministros y Máximos Responsables de Seguridad Social de Iberoamérica, celebrada en Segovia el 8 y el 9 de septiembre de 2005, se aprobó elaborar un Convenio Multilateral de Seguridad Social con un horizonte de realización de dos años. La XV Cumbre Iberoamericana que tuvo lugar ese mismo mes en Salamanca aprobó el acuerdo de los ministros de Seguridad Social y el 5 y 6 de julio de 2006 en Iquique (Chile) se consensuó un texto que varios países, entre ellos España, firmaron en la XVII Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile. Finalmente, el pasado mes de junio, el Consejo de Ministros autorizó la firma del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social.

En la actualidad hay 791.677 españoles residentes en países de Iberoamérica, de los cuales el 92% viven en países que mantienen con España convenios bilaterales de Seguridad Social. De ellos, 34.489 reciben pensiones al amparo de dichos convenios.

El número de afiliados extranjeros procedentes de los distintos países de Iberoamérica en España supera los 630.000, de los que un 51,8% son mujeres y el resto hombres. El 87% de estos afiliados provienen de países con los que España tiene firmados convenios bilaterales de Seguridad Social.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.