Imagen de la noticia

Redacción. Solo el 27 % de los servicios de salud públicos en España cuenta con un plan estratégico de transformación digital, porcentaje que se incrementa hasta el 67% en el caso del sector hospitalario privado y de las aseguradoras de salud.

Así lo acaba de poner de relieve el Termómetro sobre la madurez digital en el sector Salud de EY, un estudio en el que analiza el grado de madurez digital de las principales entidades públicas y privadas que integran el ecosistema sanitario nacional.

Pese a este escaso desarrollo de la transformación digital en el ámbito público, seis de cada diez entidades sí disponen de un presupuesto específico para la digitalización de sus servicios, aunque no tienen en marcha ningún sistema de análisis de retorno de las inversiones en transformación digital.

Por su parte, el sector privado registra un dato similar, llegando al 67 %, y contrasta en los procesos de revisión, ya que el 50 % de los directivos de la red hospitalaria privada señala que sí realiza un análisis del retorno de la inversión.

Entre las diferentes soluciones digitales utilizadas por las principales entidades sanitarias españolas, destaca Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) como la herramienta más utilizada tanto por el sector privado (83 %) como por el público (91 %).

Así mismo, el 33% de los hospitales privados utiliza herramientas de Big Data y analítica de datos, porcentaje que baja hasta el 18 % en el sector público.

Por último, aunque en los hospitales públicos la automatización robótica de procesos y el marketing digital son dos recursos que no se utilizan habitualmente, en el entorno privado el grado de uso de estas herramientas alcanza el 33 % y el 50 %, respectivamente.

La figura del Chief Data Officer (CDO), que está muy consolidada en los sectores más digitalizados, apenas tiene calado en el ámbito sanitario, especialmente en el sector público. Así, ninguna de las entidades públicas consultadas cuenta con esta función, mientras que el 33% de los hospitales privados sí tiene a un CDO en su estructura, cifra que se eleva al 67 % en el caso de las aseguradoras.

Barreras a la transformación digital

Del estudio de EY también se desprende que las barreras que impiden el avance en transformación digital son principalmente tres. Destacan las cuestiones regulatorias y legales así como la amenaza en ciberseguridad como el principal obstáculo para avanzar hacia la transformación digital.

En segundo lugar, cerca de un 90 % señala que las experiencias de las iniciativas previas suponen un freno a nuevos desarrollos porque no se consiguieron los resultados esperados. En tercer lugar, el 82 % apunta barreras culturales.

Una de las principales conclusiones que se desprenden de estos datos es que la sanidad española se enfrenta al reto de incorporar los avances que presenta la transformación digital y la analítica de datos en el camino hacia la medicina personalizada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.