Imagen de la noticia

Redacción. Aiwin, consultora especializada en gamificación y desarrollo de videojuegos corporativos, ha creado The Leader, una solución interactiva en formato videojuego para entrenar a empleados en la resolución de los cambios externos e internos a los que se enfrentan las empresas.

Según explican desde la consultora, The Leader permite interactuar con una compañera de trabajo virtual 24 horas al día y 7 horas a la semana, a la que habrá que ilusionar y motivar para alcanzar los objetivos de la compañía.

Durante el diseño de esta nueva solución, Aiwin ha identificado los temas que todos los líderes y gestores de equipos deben conocer y aplicar en el momento de enfrentarse a estos cambios para convertirlos en oportunidades:

Nuevas herramientas y transformación digital. Prácticamente cada día se desarrollan nuevos dispositivos y soluciones que cambian radicalmente la forma de trabajar, pero de nada sirve si solo uno de cada veinte trabajadores sabe manejar las nuevas herramientas o aplicaciones que se implantan. Si no se adoptan y se controlan, no se consiguen empresas más digitales que favorezcan la eficiencia y la productividad.

Ciberseguridad. Según Deloitte, el 76 % de las empresas españolas sufrió un ciberataque en el último semestre. El aprendizaje tecnológico no solo es necesario para aplicar las últimas novedades, también puede ser vital para la seguridad de los datos de clientes y empleados que maneja la compañía.

Comunicación eficaz. No solo hay que saber afrontar y adaptarse a los cambios, también hay que saber explicarlos al resto del equipo. En un momento donde las noticias internas y externas se suceden tan rápido, es importante estar ahí y saber trasladar mensajes al equipo.

Fake News. Muy relacionado con el anterior punto se encuentra la temida difusión de noticias falsas y descontextualizadas, que pueden destruir la buena reputación de una empresa. Un buen ejemplo de ello se dio en 2008, cuando las acciones de United Airlines cayeron un 76 % debido a la reaparición de un artículo sobre la quiebra de una de sus matrices en 2002. Ante estos casos, la reacción comunicativa puede marcar la diferencia.

Cambios legislativos y regulatorios. Con la rápida sucesión de elecciones y gobiernos, cada vez es más común ver cómo las leyes fiscales, tributarias y de otras materias que afectan a las compañías varían de un año para otro. Comprender sus variaciones y cómo sacarles el máximo partido, e implicar a los equipos, se convierte en vital para el negocio.

Cambios organizativos. Cada año se viven momentos de incertidumbre dentro de las compañías, como fusiones de departamentos o cambios de puestos repentinos. Saber encararlos y comunicarlos puede ser un aspecto clave para la continuidad de los proyectos y del negocio.

Afrontar las responsabilidades no delimitadas. Los momentos de incertidumbre y las nuevas capacidades digitales que requiere la empresa pueden cambiar drásticamente la forma de trabajar y las responsabilidades de los empleados, hasta el punto de que alguno acabe realizando tareas que, a priori, no le corresponderían. Sacar las mejores capacidades y habilidades de cada persona dentro de los proyectos se convierte en algo fundamental.

Aprendizaje continuo. Aunque un empleado cuente con una gran experiencia dentro de un sector y de una empresa, los acelerados cambios sociales y tecnológicos van a poner a prueba su capacidad para mantenerse al día para, precisamente, trasladar ese conocimiento al negocio.

Conflictos por falta de conocimiento. Con la constante llegada de nuevos conceptos digitales que hace unos años no existían, los empleados pueden verse en apuros para descubrirlos, explorarlos y transferirlos a los proyectos de la empresa. No solo hay que preparar a los equipos para este tipo de conflictos, sino liderar estos conflictos naturales para mostrar el camino al equipo.

Situación geopolítica. En ocasiones, la situación inestable de un país o un conflicto al otro lado del mundo puede derivar en cambios o adaptaciones de proyectos y negocios dentro de la organización. La única solución es tener visión y conocer bien estos conflictos geopolíticos para anticiparse y poder convertirlos en oportunidades.

Para Sergio Jiménez, fundador y CEO de Aiwin, “vivimos profundos momentos de cambio en los que una simple decisión puede significar la diferencia entre ganar o perder la partida, al igual que en un videojuego. De esta forma, comprender las situaciones de incertidumbre y saber cómo afrontarlas de la mejor manera posible con un videojuego es un gran entrenamiento para estar preparados cuando eso suceda en la vida real”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.