Imagen de la noticia

Redacción. Wild Code School Madrid, escuela internacional de programación y habilidades digitales, ha realizado una radiografía de las profesiones relacionadas con la tecnología que tendrán mayor demanda en España en los próximos años.

Según explican desde la escuela, para examinar el cambio en el mercado laboral no es necesario imaginar el futuro, tan solo observar las nuevas dinámicas del presente. En los últimos años se ha producido el paso de un mundo analógico hacia otro digital, en el que las nuevas tecnologías mandan.

Sin embargo, María López-Obrero, directora de Wild Code School, advierte que existe una gran preocupación en cuanto a la formación de competencias digitales de los jóvenes, que todavía se forman en profesiones que estarán abocadas a desaparecer, según recientes informes.

Según López-Obrero, los jóvenes aún no se están formando en profesiones que se llaman del “futuro”, pero que deberíamos denominar del “presente”, ya que “se desconocen las profesiones que surgirán con seguridad. Sin embargo, creo que es importante hablar de habilidades o capacidades que se pueden adquirir para acceder a profesiones digitales, más que de profesiones en sí”.

“Por ejemplo, la programación con diferentes lenguajes, como Java, es una capacidad. Lo importante es que un profesional sea capaz de reciclarse por sí solo, aprendiendo nuevas habilidades o asistiendo a cursos”, explica López-Obrdero.

Los sectores más prometedores a corto plazo son las tecnologías de la información, los servicios financieros, la sanidad pública y el sector público, la industria, los recursos y energías naturales y la digitalización.

En este contexto, la radiografía de Wild Code School sobre empleo tecnológico con una demanda laboral creciente arroja los siguientes resultados:

  • Analista de datos. El Data Scientist o analista de datos, archiva, analiza y organiza la información de la red. Extrae dicha información para ponerla al servicio de las diferentes áreas estratégicas de una empresa u organización.
  • Desarrollador de software. También conocido como programador, es un especialista en informática que es capaz de concebir y elaborar sistemas informáticos (paquetes de software), así como de implementarlos y ponerlos en marcha con el uso de lenguajes de programación.
  • Experto en ciberseguridad. Se trata de un experto en la seguridad informática de las empresas y organizaciones que las protege de ciberataques.
  • Experto en ssabilidad. El diseñador de usabilidad es el responsable de la relación entre la máquina y el usuario. Se encarga de hacer que el producto sea accesible y que cumpla las expectativas de ese usuario.
  • Especialista en robótica. El diseño, programación y manejo de robots aumentará considerablemente en todos los sectores de cara a los próximos años.
  • Ingeniero 3D o técnico en impresión 3D. Especialista en la revolución que cambiará el mundo y la forma de producir, incluso alimentos.

Otras profesiones que estarán a la orden del día en los próximos años serán experto en big data, biotecnología, nanotecnología, gestor de la nube, experto en marketing digital o especialista e banca digital.

Pese a esta radiografía laboral, el interés de los jóvenes por estudiar carreras tecnológicas se ha visto reducido, llegando a caer el número de estudiantes que optan por esta vía hasta en un 40 %.

En 2018 se estimó que solo en España quedaron 10.000 puestos digitales sin cubrir debido a falta de profesionales capacitados, recuerda María López-Obrero, quien, además, afirma que estos números crecen, y seguirán creciendo cada año, debido a la dependencia económica cada vez mayor de la tecnología.

“Esto se debe principalmente a la lentitud del sistema educativo tradicional de generar programas adaptados con la velocidad necesaria. Para todos estos puestos no es necesario estudiar informática ni título universitario, y de ahí se genera el siguiente problema: la población aún cree en la necesidad de títulos, mientras que las empresas se están dando cuenta de que no necesitan profesionales titulados, sino personas que técnicamente sean capaces de resolver problemas y que tengan una actitud de aprendizaje a lo largo de su carrera”, alerta López-Obrero.

Por ello, desde la escuela de programación hacen un llamamiento a todas las personas que están a tiempo de cambiar su futuro, pasando a formar parte de este nuevo mapa de empleabilidad que se muestra cada vez más ligado al sector tecnológico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.