Imagen de la noticia

Redacción. Aunque la mayoría de las empresas comprenden la ventaja que supone el uso de los datos, hay una importante brecha entre el deseo de las compañías de implantar una cultura data driven y la capacidad de sus empleados para crear valor empresarial a partir de los datos.

Así lo pone de relieve el estudio The Human Impact of Data Literacy, realizado por Accenture y Qlik, empresa especialista en visualización y análisis de datos, dentro del The Data Literacy Project.

Los datos son un valioso activo que puede impulsar la cultura de la innovación y el crecimiento. Sin embargo, si los empleados tienen problemas a la hora de dar sentido a los datos, la productividad y el valor empresarial pueden verse afectados.

La encuesta de Accenture y Qlik, realizada a 9.000 trabajadores de todo el mundo, ha revelado que cada año las empresas pierden una media de más de cinco días de trabajo (43 horas) por empleado.

Estos días perdidos, debido a la procrastinación y a bajas por enfermedad, se relacionan con el estrés derivado del manejo de grandes volúmenes de información, datos y tecnología, y equivalen a miles de millones de euros de productividad perdida en todo el mundo: 171.825 millones de euros (109.400 millones de dólares) en Estados Unidos; 13.688 (15.160) en Japón; 11.891 (13.170) en Reino Unido; 9.837 (10.900) en Francia; 8.483 (9.400) en Australia; 4.151 (4.600) en India; 3.339 (3.700) en Singapur; 2.888 (3.200) en Suecia y 21.389 (23.700) en Alemania.

El estudio profundiza en la forma en que la falta de conocimiento de los datos está afectando a la capacidad de las organizaciones para prosperar en la economía digital.

En primer lugar, a pesar de que casi todos los empleados (87 %) reconocen que los datos son un activo de gran valor, pocos los utilizan realmente para la toma de decisiones.

Solo el 25 % de los empleados encuestados cree que está completamente preparado para utilizar los datos de manera efectiva, y apenas el 21 % confía en sus habilidades de conocimiento de datos, es decir, su capacidad para leerlos, comprenderlos, cuestionarlos y trabajar con ellos.

Además, solo el 37 % de los trabajadores se fía más de sus propias decisiones cuando estas se basan en datos, y casi la mitad, 48 %, se guía con frecuencia por una corazonada en lugar de por los datos a la hora de tomar decisiones.

En segundo lugar, la falta de habilidades de datos está reduciendo la productividad de las empresas.

Tres cuartas partes (74 %) de los empleados afirman sentirse abrumados o infelices cuando trabajan con datos, lo que afecta a su desempeño.

Algunos trabajadores evitan el uso de los datos a pesar de su valor, con el 36 % de los encuestados declarando que buscan un método alternativo para completar la tarea.

Seis de cada diez empleados creen que la sobrecarga de datos ha contribuido al estrés en el lugar de trabajo, culminando en que casi un tercio (31 %) de la fuerza laboral mundial se tome al menos un día por enfermedad debido al estrés relacionado con cuestiones de información, datos y tecnología.

"Nadie cuestiona el valor de los datos, pero muchas empresas necesitan reinventar su enfoque del gobierno de datos, el análisis y la toma de decisiones. Esto significa asegurar que su fuerza de trabajo tenga las herramientas y la formación necesarias para aprovechar las nuevas oportunidades que presentan los datos", afirma Sanjeev Vohra, group technology officer y global lead del Data Business Group de Accenture.

"Las empresas basadas en datos que se centren en el aprendizaje continuo serán más productivas y obtendrán una ventaja competitiva respecto a las demás", añade Vohra.

Empoderar a los empleados para impulsar la economía basada en datos

Para sumarse al éxito de la revolución de los datos, los líderes empresariales deben ayudar a los trabajadores a adquirir más confianza y sentirse más cómodos al utilizar la información obtenida de los datos.

Los empleados que saben trabajar con datos tienen al menos un 50 % más de probabilidades de sentirse capacitados para tomar mejores decisiones y de que se confíe en ellos para tomar decisiones. Además, más de un tercio (37 %) de los empleados cree que saber manejar datos los haría más productivos.

"A pesar de que las empresas reconocen el valor integral que suponen los datos para el éxito de sus negocios, la mayoría aún están luchando por construir equipos que puedan realmente dar salida a ese valor. Se ha hecho hincapié en ofrecer a los empleados un acceso de autoservicio a los datos, en lugar de ejercitar la autonomía de los individuos para trabajar con ellos. Esperar que los trabajadores empleen datos sin proporcionarles la formación y las herramientas adecuadas es como ir a pescar sin las cañas, el cebo y las redes: puede que les hayas llevado al agua, pero no les estás ayudando a pescar", advierte Jordan Morrow, global head of data literacy en Qlik y presidente del consejo asesor del Data Literacy Project.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.