Imagen de la noticia

Redacción. El Grupo BBVA desplegará progresivamente la sexta generación de la tecnología de conexión inalámbrica, wifi 6, en todos sus edificios corporativos de España y Portugal, convirtiéndose en una de las primeras entidades financieras españolas en adoptar esta tecnología, que facilitará mayor velocidad de navegación y una mejor cobertura para convivir con el 5G.

El wifi 6 permitirá mejoras en la velocidad de conexión, mayor alcance y un considerable incremento en la densidad de dispositivos conectados. A la vez que ofrece una mayor seguridad y una mejor gestión del consumo de energía.

Además, esta tecnología, que coexistirá con el 5G, también facilitará el despliegue de sensores para el Internet de las Cosas (IoT) y la creación de experiencias inmersivas de realidad virtual y aumentada.

El wifi 6 mejorará las comunicaciones inalámbricas corporativas, que serán más fiables, rápidas y securizadas. Esto supone una apuesta segura para la entidad porque sus edificios tienden a modelos de conexión inalámbricos en los que no hay necesidad de cables físicos para acceder a recursos internos, como la intranet, las impresoras y otros equipos.

BBVA comenzó el año pasado el despliegue en su sede corporativa de Madrid de una red 5G para uso exclusivo del banco, que le permitirá experimentar las ventajas y avances que esta nueva tecnología traerá a su negocio y al de sus clientes.

El wifi 6 permitirá que las ventajas del 5G se puedan aprovechar también en los espacios interiores, como salas de reunión y oficinas, y se espera que la combinación de ambas tecnologías facilite la creación de nuevos servicios y experiencias digitales.

Los empleados de BBVA podrán experimentar una mayor velocidad de navegación y una mejor cobertura wifi en los entornos corporativos, con una considerable reducción de la latencia, es decir, del tiempo de respuesta de los servicios conectados a la red.

Como consecuencia de estas características, mejorará la experiencia a la hora de realizar videoconferencias de alta calidad, emplear aplicaciones en la nube y recibir formaciones a distancia.

Por otro lado, gracias a esta tecnología, el banco conseguirá que se minimicen los tiempos de resolución de posibles incidencias y también logrará reducir el consumo energético de los dispositivos, contribuyendo a incidir en sus objetivos de fomentar la sostenibilidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.