Un 15 % de empleados españoles finge actualizar sus dispositivos para evitar videollamadas o reuniones

Redacción. El 15 % de los trabajadores españoles ha fingido alguna vez que sus dispositivos estaban instalando actualizaciones para no tener que asistir a una videollamada o reunión, una excusa que podría ser plausible, ya que las actualizaciones de software pueden interrumpir la jornada laboral.

Así lo pone de relieve un reciente estudio encargado por Kaspersky, especialista en ciberseguridad, para explorar las actitudes y hábitos de los trabajadores en relación con las actualizaciones, en el que se destaca que el 32 % de los profesionales encuestados afirma haber llegado tarde a una llamada por culpa de las actualizaciones.

Según Kaspersky, fingir que los dispositivos de trabajo no estaban disponibles debido a las actualizaciones es sencillo de creer, ya que es algo habitual que le puede suceder a cualquiera. Además de las citas perdidas, el 33 % de los empleados españoles ha perdido parte de su trabajo o datos no guardados cuando su PC o portátil se reinició después de instalar las actualizaciones.

Con todo, algunos empleados ven este tiempo de inactividad del dispositivo como una oportunidad para procrastinar, ya que el 24 % de los encuestados en España admite que ha instalado actualizaciones para perder tiempo en el trabajo deliberadamente.

Sin embargo, a los empleados no les gusta en su mayoría interrumpir sus tareas, por lo que el 62 % desea que las actualizaciones se realicen fuera del horario laboral para mantener su productividad.

"Normalmente, las actualizaciones se descargan durante el horario laboral en modo silencioso y no afectan a la actividad. Sin embargo, para aplicarlas al sistema, es necesario reiniciar. Por supuesto, algunos asuntos son inaplazables, así que, normalmente, el usuario puede reiniciar en un plazo determinado. Como podemos ver, algunas personas no reciben estas notificaciones o no quieren hacerlo. Por lo tanto, el reinicio requerido puede ocurrir en el momento más inoportuno: justo antes de una llamada importante o cuando están escribiendo un largo correo electrónico", señala Egor Kharchenko, gerente del grupo de servicios y activos de TI en Kaspersky.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.