¿Cómo puedes mejorar la gestión de las vacaciones de verano de tus empleados?

Gestionar las vacaciones de verano de los empleados puede ser un reto para cualquier organización, ya que cada empresa puede tener sus propios desafíos únicos dependiendo de su tamaño, industria y cultura de trabajo. Por ello, a continuación te explicamos cómo prepararte para mejorar esa gestión.

Como bien sabemos, la gran mayoría de los trabajadores se cogen las vacaciones en verano. Si bien hay compañías que no dan otra opción, también es cierto que muchos de ellos escogen los meses de julio y agosto por propia voluntad, dadas las innumerables ventajas que presenta la estación más cálida del año.

En primer lugar, el clima permite disfrutar de una variedad de actividades al aire libre, como la playa o el senderismo. Además, el verano coincide con las vacaciones escolares, lo que facilita a las familias la planificación de viajes juntos. Los días son más largos, con más horas de luz, lo que también se convierte en un rasgo atractivo.

Así que, sí, es probable que si te ha tocado cuadrar las vacaciones de la plantilla de tu compañía, hayas notado un especial overbooking en estos meses del año.

Consejos para gestionar mejor las vacaciones de verano de tus empleados

Como hemos apuntado, tener que cuadrar las vacaciones de los trabajadores en meses tan solicitados puede implicar un poco más de caos del habitual, sobre todo si no se emplean prácticas eficientes para este tipo de gestiones.

Para tener una gestión de estas solicitudes transparente y simplificada, es recomendable tener una política de vacaciones clara y bien comunicada, ya que esto puede ayudar a prevenir confusiones y malentendidos. Esta política debe incluir detalles sobre cómo y cuándo los empleados pueden solicitar tiempo libre, con cuánta antelación y cómo se gestionarán los posibles conflictos de programación.

Para poder llevar a cabo una correcta planificación de las vacaciones de la plantilla, se recomienda gestionar las solicitudes con antelación, sobre todo para asegurar que hay suficiente cobertura durante los periodos de vacaciones, y también, para que los empleados puedan organizarse debidamente y contribuir así a su bienestar laboral.

Sin embargo, en ocasiones, a pesar de la planificación, pueden surgir imprevistos o, en el caso de optar por una gestión manual basada en excels o envíos de emails, este proceso puede complicarse y alargarse más de la cuenta.

Por este motivo, decantarse por soluciones que automaticen este proceso como Nubhora, herramienta integral y colaborativa para la gestión del tiempo y accesos, permiten obtener una completa visibilidad de las ausencias y vacaciones de la plantilla de forma visual e intuitiva, además de poder aprobar las solicitudes desde cualquier dispositivo.

Así mismo, el hecho de automatizar este proceso evita solapamientos y vela por el cumplimiento de convenios y acuerdos individuales, así como por una mayor transparencia entre la comunicación de managers y empleados, liberando, además, de tiempo al departamento de Recursos Humanos.

Por último, pero no menos importante, también es fundamental ser flexible y comprensivo con las necesidades y situaciones individuales de los empleados. Esto puede ayudar a fomentar un ambiente de trabajo positivo y a mantener a los trabajadores felices y comprometidos, además de lograr aumentar la productividad de la plantilla.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.