Big Data

Redacción. El número de empresas del Ibex 35 que cuentan con políticas de derechos humanos se ha incrementado un 22 % en 2018.

Así se desprende de un análisis de sus memorias de sostenibilidad realizado por la Red Española de Pacto Mundial, incluido en la guía anual Comunicando el progreso 2018. Una visión integrada en sostenibilidad y Reporting.

En concreto este análisis pone de relieve que durante el último ejercicio se han registrado 19 entidades del Ibex 35 que disponen de políticas de derechos humanos, frente a las 11 de 2016 y las 14 de 2017.

A pesar de la mejora, de los cuatro bloques temáticos -derechos humanos, normas laborales, medioambiente y lucha contra la corrupción- en los que se agrupan los diez Principios del Pacto Mundial, los derechos humanos es el menos trabajado por las empresas cotizadas.

El análisis realizado por la Red Española del Pacto Mundial ha identificado un progreso con respecto a años anteriores, pero continúa evidenciando áreas de mejora en distintos indicadores, como la formación en derechos humanos o la puesta en marcha de un proceso de debida diligencia para evaluar su desempeño en el ámbito de los derechos humanos.

A nivel general, el 68 % de las empresas españolas incluyen en sus códigos éticos el compromiso por el respeto de los derechos humanos, aunque la diferencia entre organizaciones sigue siendo evidente. Tal y como apuntan los resultados del análisis, el 84 % de las grandes empresas incorporan este compromiso, porcentaje que se reduce al 62 % en las pymes, una diferencia que se debe, en parte, a que las empresas de menor tamaño usualmente no disponen de un código ético en su entidad.

Además de estos códigos, las empresas están trabajando cada vez más para evaluar a sus proveedores con el fin de evitar ser participes de vulneraciones de derechos humanos o laborales. Este aspecto ya es tratado por el 66 % de las empresas del Ibex 35 y por el 24 % de las empresas españolas encuestadas.

A nivel nacional, solo el 11 % de las empresas adheridas al Pacto Mundial identifican sus riesgos en materia de derechos humanos, a pesar de que el 82 % dispone de políticas o prácticas en esta área. Este dato contrasta con el 53 % de entidades que evalúan los riesgos medioambientales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.