Rafael González-Palenzuela (izda.), director de RRHH de Mutua Madrileña, y Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid

Redacción. La Comunidad de Madrid ha reconocido esta semana a Escuela Mutua, iniciativa de Mutua Madrileña y su fundación para formar y emplear a víctimas de violencia de género y a otras personas en situación de vulnerabilidad, dentro de la primera edición de los Reconocimientos a la Responsabilidad Social en el ámbito del Empleo de la Comunidad de Madrid en la categoría de lucha contra la violencia de género.

Rafael González-Palenzuela, director de RRHH de Mutua Madrileña, ha sido el encargado de recibir el galardón de manos del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en un acto celebrado en la Real Casa de Correos.

Dando un paso más en el compromiso con la lucha contra la violencia de género que mantiene Mutua Madrileña desde 2012, la dirección de RRHH de la aseguradora y la Fundación Mutua Madrileña pusieron en marcha Escuela Mutua en 2018 para formar y emplear como operadores de contact center a mujeres víctimas de violencia de género y otras personas en situación de vulnerabilidad, con la colaboración de la Fundación Konecta.

Tras finalizar el curso, los participantes que superan con éxito la formación se incorporan a trabajar de forma normalizada en las empresas de Grupo Mutua y cuentan con un seguimiento individual durante seis meses para ofrecerles el apoyo necesario y potenciar el éxito de su inserción laboral.

El programa formativo de Escuela Mutua es impartido por profesionales de Mutua y Fundación Konecta, y está acreditado con una doble certificación: un certificado de profesionalidad, de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional, y la certificación en la distribución de seguros.

La duración del curso es de cuatro meses, a lo largo de los cuales los participantes recibirán 440 horas de formación lectiva en aulas homologadas por la Comunidad de Madrid y 40 horas de prácticas.

Los participantes cuentan con una ayuda económica de entre 200 y 300 euros mensuales en concepto de becas para gastos de transporte, manutención y apoyo para guardería.

A través de Escuela Mutua, la compañía aseguradora y su fundación suman la formación ad-hoc y la integración laboral a su labor en la lucha contra la violencia de género, abordando así un enfoque 360º en su compromiso contra esta lacra social.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.